5 de julio de 2017

Qué piensas cuando no piensas? (en un parpadeo)

Malcom Gladwell es el "aventurero intelectual" canadiense que seguimos ávidamente en su serie de podcasts "Revisionist history" (divague sobre ¿Donaciones a grandes o pequeñas instituciones? aquí) y del que hemos divagado antes a propósito de su libro "The tipping point", resumiéndolo, opinando, o incluso aplicándolo a las barbas de los hipsters. 

"Blink. The power of thinking when not thinking" ("Parpadeo. El poder de pensar cuando no pensamos") fue publicado en 2005 y habla de "esos momentos en los que sabemos algo, sin saber el porqué". Intuición, presentimiento, inconsciente? Arghhh!!! Todo eso que a los racionalistas cuadriculados que solo aceptamos las cosas cuando vienen de la mano de una vara de medir miramos con escepticismo. Consecuentemente, comienzo con cierta aprensión

Pero Gladwell no iba a decepcionar: todo está perfectamente razonado y cuantificado, incluso aquello que él llama "lo que está detrás de la puerta cerrada con llave" (inconsciente).   

El arte del thin-slicing (cortar fino en nanosegundos)

Comienza hablando del "thin-slicing" (cortar fino), la habilidad de nuestro inconsciente de encontrar patrones en situaciones y comportamientos, basándonos en trocitos finos de experiencia. Es automático, acelerado e inconsciente. Cada vez que conocemos a una nueva persona o intentamos entender una nueva situación hacemos este "cortar fino". Como consecuencia hacemos "snap judgements" (juicios rápidos): en el momento, muy rápido, y no afloran en nuestra consciencia. Están por debajo, detrás de lo que él llama "la puerta cerrada". Para explicar cómo los investigadores acceden a esta zona, nos explica el "priming"

Qué es el priming (primado)?

Este concepto psicológico, el "priming" (primado), consiste en exponer a un sujeto continuadamente a un estímulo, y constatar que esta exposición influye en la respuesta que da luego. Por ejemplo, un experimento de priming: estudiantes que leyeron palabras positivas y relajadas fueron mucho más amables al ir a pedir algo al que cuidaba el examen que los que habían leído palabras agresivas. 

Cómo son los test que estudian estas asociaciones?

Los Implicit Associaton Tests (IAT) (Tests de Asociación Implícita) se basan en que hacemos asociaciones mucho más rápido entre conceptos que están ya conectados en nuestra mente que con los que no. Con ellos la psicología empieza a entender las divergencias entre lo que hay en la mente asociado que solemos desconocer. Los IAT demuestran las divergencias entre este consciente e inconsciente muy claramente, y quien quiera hacerse un test puede ir aquí, a la página de la Universidad de Harvard. Hay de distintos conceptos: raza, género, etc. 

El IAT hay que contestarlo rápido, hacer las asociaciones en un segundo, sin pensar y por tanto está midiendo las asociaciones automáticas que tenemos, antes de que hayamos tenido siquiera tiempo de racionalizar lo que "deberíamos pensar".  Por eso, muchas veces, ver los resultados puede ser desconcertante, porque nuestros "valores" son otros. 


En el IAT de raza, el 80% de la gente tienen asociaciones positivas con la raza blanca. En nuestra sociedad, es claro que estamos primados para asociar a las personas negras con conceptos negativos y a los blancos (y altos! ver abajo) con valores positivos. Aunque nuestros valores "racionalizados" sean claramente "no soy racista", Gladwell demuestra en estos ejercicios tipo seleccionar caras de blancos y negros con valores positivos y negativo al lado, cómo a todos nos cuesta más unir negro con positivo, cómo estamos sesgados hacia el negro siendo malo, y el blanco, bueno. Esto les pasa también, atención, a los negros. Al final, viven en la misma sociedad.


Una de estas asociaciones curiosas es la de la altura (sobre todo en hombres). Implícitamente se asocia una persona alta con todo tipo de atributos positivos en nuestro inconsciente. Estudios demuestran que los ejecutivos de grandes empresas son mucho más de lo esperado, hombres altos. Se ha calculado que 2.54 cms vale $789 al anio en salario. 


Mi IAT ha detectado racismo, qué hago?

Cómo podemos luchar contra estas asociaciones que se tornan prejuicios que tenemos grabadas a fuego? Gladwell sugiere que podemos cambiarlas alterando el ambiente en el que estas han logrado crecer. Por ejemplo, la visión negativa sobre las personas negras se puede cambiar entrando en contacto con gente de otras minorías étnicas regularmente, familiarizándote con ellos. Pero, lo primero, aceptando el enorme poder que las primeras impresiones juegan en nuestra vida y tomándonos la cognición rápida seriamente. 

Primeras impresiones en la publicidad

Los publicistas les dicen a las companías cómo manipular nuestras primeras impresiones. Por ejemplo, si vendes la pera en almíbar en frasco de cristal en lugar de en late, la gente lo asocia con algo positivo, "como lo que embotaba mi abuela", o si el helado viene en un contenedor cilíndrico gusta más a la gente que en cuadrado, o si pones más amarillo en lugar de verde en la etiqueta del Seven Up, la gente dice que sabe más a limón, o si cubres la mantequilla en papel de aluminio, también gusta más. Pero si le preguntas a la gente si quiere la mantequilla en aluminio o no, te dirán que les da igual... saben cual les gusta más, pero no porqué. 

Cambios radicales: Al principio no sabes que te gustará

Cuando se introduce un cambio radical (por ejemplo, un nuevo diseño de silla muy diferente), al principio no gustará. Las cosas raras nos ponen nerviosos, nos cuesta un tiempo asimilar que realmente nos gustan. Las companias con más éxito son las que entienden que, en este caso, las primeras impresiones ("no me gusta") requieren interpretación y tiempo.

Las primeras impresiones de los expertos

Los expertos en cualquier materia tienen diferentes primeras impresiones. Cuando nos hacemos expertos en algo, nuestros gustos se hacen más complejos y esotéricos; los expertos pueden explicar sus reacciones en las primeras impresiones. Con experiencia nos hacemos expertos en usar nuestro comportamiento y nuestro entrenamiento para interpretar (y decodificar) lo que hay detrás de nuestro juicio rápido y nuestras primeras impresiones. Cuando estamos fuera de nuestra área de experiencia, nuestras primeras impresiones son superficiales y no basadas en una comprensión plena. 

Sonríe más

La parte final es la que más me ha gustado, porque trata de la aplicación más importante de esta "cognición rápida" que es cómo juzgamos las impresiones que otros nos causan. Continuamente estamos bombardeados de información sobre lo que los otros pueden estar pensando o sintiendo. Generalmente basamos esto en las expresiones faciales: "cortamos fino" las pistas que nos da una cara para "leer las mentes". La gente cree que estas expresiones faciales estaban determinadas culturalmente, pero Gladwell cita experimentos que dieron lugar a estudios en los que se demuestra lo contrario. Los investigadores identificaron cada movimiento muscular que puede darse en la cara (eran 43), luego hicieron combinatoria con todos ellos y les salieron miles, y muchas de estas combinaciones no significaban nada, pero unas 3000 sí. Así que codificaron y crearon un sistema, el FACS (Facial Action Coding System), que hoy usan en las películas de animación, para dar "alma" a los muñecos. Tras siete años de estudio, llegaron a la conclusión de que no solo la cara es una gran fuente de información sobre las emociones, sino que la sola expresión de una emoción es suficiente para crear cambios muy marcados en el sistema nervioso autónomo. Los investigadores, que pasaron semanas poniendo caras de los distintos códigos notaron que, tras mover los músculo del enfado, por ejemplo, se acababan sintiendo enfadados, y así todo. O sea, hasta aquí asumíamos que sentíamos una emoción y luego poníamos la cara; pero esta investigación demostró que el proceso funciona en el sentido inverso también: la emoción puede empezar en la cara. Podéis probar a sonreír... qué os pasa? Esto no quiere decir que no tengamos control sobre la cara, claro que podemos forzar no mostrar una emoción, pero a menudo, algo se escapa.

Las personas con autismo no saben "leer mentes"

Evidentemente, hay un grupo de personas que tienen un problema en esto de "leer la mente": los que sufren autismo. Su sistema de "primeras impresiones" no funciona, se podría decir, y entonces, interpretar pistas no verbales como expresiones faciales o gestos, meterse en la cabeza de alguien para saber lo que sienten/piensan, o entender algo que no sea literal les resulta imposible. No les interesan las caras (que son para ellos como un objeto más) porque no pueden leer en ellas, luego usan el sistema de reconocimiento de objetos tanto para las caras como para los enchufes, por ejemplo.

Estrés, falta de tiempo... nos hacen autistas por unos segundos?

Gladwell plantea si hay algunas situaciones en las que uno puede ser "autista temporalmente", por ejemplo en alto estrés. Pone ejemplos de policías que han disparado porque no han leído la cara de terror de una persona que pensaban que tenía un arma en el bolsillo (pero era una cartera). Cuando estamos en una gran excitación, se sabe que el estrés mejora el rendimiento cuando el corazón está entre 115-145 pulsaciones por minuto. Más allá de eso, nos bloqueamos. Tal vez esto nos transforme en "temporalmente autistas" y por ello muchos departamentos de policía han prohibido las persecuciones de coches a alta velocidad: porque las decisiones de los policías tienen un grado altísimo de error, por estar en este alto grado de excitación. Lo mismo pasa cuando nos falta el tiempo: cuando hacemos decisiones en poquísimo tiempo, somos vulnerables de dejarnos guiar por nuestros prejuicios (aquellos que hablábamos al principio, que estaban en el inconsciente) y fallar. 

Si podemos controlar el medio ambiente en el que ocurren estas cogniciones rápidas, entonces podemos controlar la cognición rápida. Necesitamos tiempo, el nivel adecuado de estrés y, como decíamos al principio, exponernos a situaciones nuevas y diferentes para cambiar nuestro prejuicios sobre grupos humanos, o cualquier cosas.



Conclusión
El mensaje principal que yo me llevo de libro es la importancia de que todos sepamos que hay algo por ahí, entre bambalinas, que afecta nuestras decisiones y actitudes. Ese "algo" del que a menudo nos avergonzaríamos en una cena con amigos. En una sociedad tan mediatizada, no somos tal vez los responsables de asociar "negro" con "delincuente" , o "mujer" con "trabajo de la casa" en una décima de segundo, pero sí de no hacer nada por cambiar esta asociación. Este es el primer paso para una sociedad mejor. 

Pero luego, es que además hay mil ejemplos que no he contado sobre cómo nos afecta la publicidad, y la manipulación que sufrimos como consumidores (mi motto "ante la duda, no compres", podría ser un paso en la dirección adecuada). Siempre me hace gracia la gente que cree que no le afecta la publicidad. Incluso tengo algún amigo médico que cree que las farmaceúticas les pagan un congreso en un lugar paradisiaco a cambio de nada. Me quedo con esta frase, que no sé quien la dijo, pero que está desde entonces siempre conmigo: "cuando algo es gratis, tú eres el producto".



15 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Yo tengo muy poca intuición (¿pesqui? ¿snap judgements?)con la gente. Hasta me resulta difícil recordar las caras (soy mejor con las voces) Una vez le pregunté a mi padre si no era posible que eso fuera una muestra de desinterés por la gente. ¿Cómo es posible que sea capaz de recordar un jarroncito en el rincón de un cuadro y no la cara de una persona? El tío (debo advertir que ese hombre me ama) me contestó que igual se debía a que me esforzaba mucho por no tener prejuicios y por eso todo el mundo me parecía igual (¡Qué hombre tan mono!¡siempre convirtiendo mis defectos en virtudes!) Sin embargo no puedo evitar hacer juicios (¿prejuicios?) sobre ¡los zapatos! En todo caso, por mucho que te entrenes, es imposible superar el primer prejuicio de todos: ¿no os parece muy inquietante estar hablando con alguien y no saber si es hombre o mujer? ¿puedes atender a nada de lo que te diga una persona sin haber averiguado esto primero?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. "es como nuestro Punset pero con el pelo pelín menos de señora mayor en plena electrocución" ¡Me parto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. 1.-Ya sabes que leo casi todo lo que publica este hombre, lo que no significa, ni mucho menos, que esté de acuerdo. En mi opinión hace bien el esquema pero profundiza tirando a poco, que es ciertamente una manera propia del ser punsetiano.

    2-.A los libros de Gladwell los titulan como les sale de las narices en español. Así The tipping point es La clave del exito y Blink lo traducen como Inteligencia intuitiva. Lo digo por si alguien lo busca y no lo encuentra. Outliers creo que lo han titulado Los fuera de serie o algo así.

    3-.Este fue el primero que me lei de él quizá sea el que menos me guste. Prefiero el tipping point y el outliers. Pero es posible que la culpa la tenga Kahneman y su sensacional Pensar rápido pensar despacio que no es que esté en contra de la intuición sino que profundiza los sesgos que nos conduce el ahorro mental de pensar en intuitivo. Sobre el tema de la intuición (pro) esta Gigerenzer y un libro quese llama Decisiones Intuitivas.

    4-.Pero no es una cuestión de pro o contra. Sino de saber los riesgos de cada tipo de pensamiento y ser un buewn administrador de ellos. Un librto clásico de Guy Claxton es el de cerebro de liebre, mente de tortuga. Claxton es un pedagogo y cuenta de manera divertida la necesidad de educar la intuición. Tiene otro que se llama aprender (Wise up)que a mi me parece una maravilla.

    5-.Como ves es un tema en el que me he interesado, en mucho por culpa del curro. Sobre todo en esa manía actual de destacar las características del empresario intuitivo por encima del reflexivo. Y en ese emprendimiento basado en bombillas en lugar del emprendedor por análisis.

    Vaya chapa me acabo de largar Sorry!!

    ResponderEliminar
  6. además he dicho tres veces empresario en este blog
    diosssss, me van a unfolloguear!!

    ResponderEliminar
  7. Hola babies... qué poco tiempo de pantalla tengo!!! LO primero graches por los comentarios. A ver:

    LUX, antes de entrar en tus comentarios, TXELOS saca un tema interesante en el anterior divague, dice: "comentar y borrar da un tono tétrico y escabroso"... a mí más q miedo cuando leo algún divague antiguo, lo q me da es pena, pq se pierde lo q tú has dicho, q spr nos gusta y hace reir, pero es q además, todos los comentarios del resto no tienen sentido. Siempre decimos q lo mejor de este blog son las conversaciones de "debajo de la línea", y esa parte se está perdiendo. Así q si no te importa, cuando te conteste, te citaré.

    Dices "estuve viendo las tres temporadas de la serie televisiva Lie to Me. El protagonista, interpretado por Tim Roth, es un “científico” (se basa peliculeramente en el psicólogo Paul Ekman) que ayuda a resolver casos policiales mediante el análisis de los gestos y microexpresiones (término acuñado por el propio Ekman) de los sospechosos.".

    Ekman es uno de los investigadores q cita Gladwell en el libro. Lo q yo os he contado en un párrafo, en el libro se explica con más detalle. Pero la idea es esa: desmenuzar los gestos de la cara ad nauseaum, cuantificarlos, medirlos.

    Sigues: "Pero volviendo al divulgador Gladwell (que es como nuestro Punset pero con el pelo pelín menos de señora mayor en plena electrocución), entre intuición y rebanadito/a (thin-slicing) o juicio rápido (snap judgements), me quedo con la legítima, veterana e impecable intuición por muchas connotaciones negativas que arrastre para determinadas profesiones. Y todavía más me quedo con pesqui, o pesquis."

    Yo no he seguido a Punset (le escuchaba un podcast hace tiempo, no me acuerdo del título, el anuncio de pan q enlazas, patético...tiene deudas de juego, o qué?), pero creo q me gusta más Gladwell. A mí la palabra "intuición" siempre me ha tirado para atrás, por aquello q decían los casposos "intuición femenina".. las mujeres intuían y los hombres razonaban. AHora, Gladwell et al están intentando demostrar q esas "primeras impresiones" (me resisto a llamarlo intuición) tienen una base explicable (como estar "primados")... a mí tampoco me gustan las palabras gladwellianas en castellano, pero estoy haciendo un esfuerzo por evitar el inglés en castellano. NO sé si tengo mucho éxito pero en serio q hace tiempo q me esfuerzo.

    Sobre pesquis, tengo una carinio a la palabra "pesquisa". Hace mil anios, aún en la uni, el Peda y yo hicimos nuestro primer viaje de mochileros juntos 2 meses por Brasil. Allí nos hicimos con un vocabulario excelso, y algunas de esas palabras han permanecido aún con nosotros (debería hacer un divague). Bien, en Brasil llaman "pesquisa" a cualquier investigación, o pregunta me atrevería a decir, pero no como "pesquisas policiales", sino mucho más de andar por casa. Nosotros iniciamos "la pesquisa del dulce de leche" (consistía en buscar el mejor ídem por los supermercados, p tal vez comparar precios no recuerdo). Pero tu sentido de pesqui no lo había oído nunca! :)

    CESI! Yo sin embargo cuando vuelvo a Vetusta y voy por el centro las caras de la gente me suenan un montón. A algunos incluso los identifico... "ala, ese es...", a otra gente no, solo sé q me suenan... Lo q llevo mal son los nombres. Ultimamente me los dicen y al minuto ya los he olvidado... como diría un amigo "esto no es alzheimer, es eisenhower".

    (sigo)

    ResponderEliminar
  8. TXELOS! Me hace gracia cuando dices q no estás de acuerdo con Gladwell. A ver, no me extrania nada, pero me hace gracia pq sus libros (a mí tb me gustó más "Tipping Point") lo q hace es contarte estudios y sus resultados... puedes no estar de acuerdo con eso, o sea , piensas q el estudio está mal diseniado y q otro vendrá q lo desmontará? Igual. Imagino q te refieres a las veces q opina (q en Blink no son muchas), por ej, cuando aquí dice q si convivimos con más negros, se nos pasará el racismo ese incosciente. O por ej, en su último podcast (Revisionist History) , el primero (genial, para mí) habla del golf.. y empieza: "Odio el golf, y espero q después de este podcast lo odies tú también". Y te lo aseguro: si uno tiene un mínimo de conciencia social y sentido de la justicia, acaba odiando el golf.

    Más cosas: el libro de Kahneman lo tengo aquí (Lo leyó el Peda) y lo tengo por leer; como es más largo, estoy segura q te detalla muchísimo más el principio del q va este libro. Veo q has leído mucho sobre el tema, y te pregunto qué es eso de "educar la intuición". Según la tesis de Gladwell, si eres un experto, educas la intuición de tu nicho de experiencia, pero -aniado yo-no puedes saber de todo. A los guardas de seguridad les entrenan para ver si hay alguien q va a atacar en una multitud, los q saben de historia griega pueden "oler" una falsificación... y tú podrás pillar quien hará un buen (argh) emprendedor.... pero no podemos prepararnos para todo. Tampoco sabía nada del emprendedor (argh de nuevo) intuitivo vs. reflexivo. A mí lo q me parece (me lo estoy inventando) es q el intuitivo será un tío con conocimientos (como el reflexivo), pero además ciertos rasgos de personalidad "amables" en esta sociedad (extroversión, don de gentes etc) en lugar de ser un "musgo" q se va solo a reflexionar a su ordenador. Eso, puedo entender q en el mundo de la empresa tenga éxito... pero yo, en mi mundo, estoy harta de la gente a los q le les gusta figurar y dan muy bien en saraos, conferencias y demás mandangas, pero q luego les pones a escribir un informe citando evidencia y pensando, y la cagan. Y el mundo se mueve (la investigación) gracias a los segundos. Podría escribir ahora un rato de este tema a propósito de una conferencia q estuve la semana pasada.. pero os lo ahorraré... :)

    Muchos muxus!

    di

    ResponderEliminar
  9. Hooooola cocodrila
    1-.a ver,hay cosas de su manera de exponer que me gustan y otras no: cosas que me gustan: Su capacidad de esquematizar estudios ajenos (probablemente una de las mejores capacidades de un divulgador), también como lo esquematiza; por ejemplo ese esquema de los prescriptores comerciales a mi me parece muy interesante: hubs (conectores) mavens (referentes) o vendedores (disculpe la traducción modo beginner).
    Cosas que no: saca a menudo conclusiones que, a mi modo de ver, no se sujetan por las premisas o ejemplos precedentes.

    2-.Ya me dijiste que se lo estaba leyendo a Kahneman ¿Qué le ha parecido? Me gusta escuchar la opinión del Peda cuya opinión tengo en alta estima.Hale Peda lanzate que si no en tu proximo viaje peninsular echaremos una cerveza intelectual salteada de lechecillas, sesos y demás comidas aborigenes.

    3-.El concepto como tal me lo acabo de inventar pero responde a que los chavales aprendan a enfocar y desenfocar. Es decir a percibir más información a través de un aprendizaje no necesariamente concentrado. Sino a tomar conocimiento del entorno, a ser capaces de ensayar estrategias de aprendizaje por si mismos no necesariamente dogmatizadas por el profesor. A saber reproducir estrategias exitosas en situaciones semejantes... en fin creo que en esto coincido con tus posicionamientos profesionales (no siempre tenemos que discrepar). Leete los libros de claxton que te he dicho antes, me atrevo a decir que te gustarán.

    4-. Por muy cansada que estés del saturado concepto emprendedor solo llegaras a estar la mitad de lo que estoy yo. De lo que estoy en contra, no sé si lo he explicado bien, es del concepto de emprenddor "con ideas geniales" y a "Diez lecciones en tres minutos para tener exito en tu empresa" "A Gates como modelo de emprendedor" "Conceptos basicos para tener exito"...
    Estoy más en el concepto de formación, experiencia y atención al entorno. Dime como llevan el negocio tres panaderos de tu entorno; modelaje de lo normal y no la sobrestimación de lo excepcional. Aqui Nassim Taleb, con el que a veces discrepo por excesivo, ha publicado el Cisne negro que habla de esto y habla bastante bien.

    5-. Coincidimos en el ponente Club de la comedia (a veces me incluyo en el grupo, dicho sin falsa modestia); por eso en los temas de empresa lo mejor, en mi opinión, es tener un equipo variado. Alternar los poenentes tabla de escel, con los ponentes vamos a soñar un rato.

    6-. No le des a caña aLux porque borre era una broma sus razones tendrá. pero como yo vengo por aqui de pascuas a ramos me fastidia perderme la mitad de la pelicula.

    Abrazos mil para Vd y su cohabitante supracitado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoola caimán (artista antes conocido como Txelos). Contestándote:
      1. Sí, los hechos son hechos y no hay más, luego están las opiniones. La ciencia puede decir lo q quiera, pero la vamos a interpretar todos según nuestros valores.

      2. El de kanhneman lo leyó hace siglos... esta conversación la tuvimos hace muuuucho. Como dicen las madres del cole de Mini "el tiempo vuela". Y sobre q escriba algo... good luck! Yo solo lo conseguí para el divague de los 20 anios y no te cuento lo q me costó...:)

      3. Yo creo q hablas de "solucinar problemas" vs. memorizar o métodos más tradicionales de aprendizaje q nuestra generación sufrió.

      4. Me sale por las orejas el concepto emprendedor pq me suena a un timo más de hoy en día. Y me entra la cara sonriente de albert rivera... que pereza. Un flósofo, un astrofísico, un cirujano, cualquier investigador.. qué va a emprender? Citando al clásico... que emprendan ellos!

      5. A mí solo me retienen los ponentes entretenidos, mi span de atención es mínimo, pero de lo que hablaba es del "figurar" "estar en el sarao" y todas las variedades del "network porn" y no currar. Pq no se puede estar a todo, eso es claro.

      muxus!

      di

      Eliminar
  10. Di, otra vez estamos en realidad hablando de lo público y lo privado; otra vez vemos que lo primero está acabando con lo segundo. Ay, alguna Internet; ay, todos los reality shows, ay, la poca vergüenza galopante…

    Se cumplen veinte años de que con la computadora Deep Blue se demostró lo que hasta entonces se tenía por imposible: en ajedrez, la máquina llegó a ser imbatiblemente superior al hombre.

    Hoy en día hay decenas de motores de ajedrez (incluso compiten entre ellos) en continuo perfeccionamiento, pero el futuro está claro: el ajedrez pronto quedará reducido al tres en raya donde el que sale siempre puede ganar: las blancas siempre ganarán.

    Pero ocurre algo asombroso y esperanzador: las partidas memorables de los grandes maestros de antaño se siguen teniendo como tal aunque los motores acosejen hoy en día otros movimientos más eficaces (y menos bellos, es curioso). La perfección de las máquinas resulta repugnante a los ajedrecistas de afición, no así para los taradetes de la alta competición.

    ¿Que por qué cuento esto? Lo cuento en defensa de la sal de la vida: la denostada intuición y, por añadidura, la intuición femenina en las que no creo porque no me hace falta: las veo a diario.

    Entiendo, por supueso que sí, que académica o profesionalemente la intuición no sea moneda de curso: sería un caos que, en lo público, cada cual quisiera imponer sus corazonadas.

    ¿Sería? Es más: ¡es que es caos! Es un caos porque a un click tenemos, por ejemplo, Can exposure to prenatal sex hormones (2D:4D) predict cognitive reflection? donde dicen demostrar la existencia y su porqué de “la intuición femenina” (aunque, francamente, entre nosotros, intuyo, je, je, que el estudio no es serio por mucho que estén involucradas las universidades Pompeu de Fabra de Barcelona, la de Granada y la Middlesex de Londres).

    Las corazonadas, la intuición, hoy en día sólo están consentidas públicamente en las películas malas: de noche, con ese policía iconoclasta de Nueva York siempre entre palabrotas, güiscazos nocturnos, imposibles reconciliacioes con su ex, muchos tiritos y carreritas de coches y, en los mediodías, a la madre con su niño en peligro. —¡¿Cómo es posible, Mike, que no lo veas?!, le reprocha sollozante la corajuda madre a su empanado marido y padre de la criatura mientras descargan la compra semanal de la pick-up. —¿Ein?, contesta él.

    En cambio, en lo privado, nuestras vidas se rigen por intuiciones. Por intuiciones, y por costumbres, todo sea dicho.

    No dudo que la ciencia un día demostrará que tú, Di, que tú, lector, que yo, elegimos a nuestra pareja por un déficit mitocondrial de la célula eucariota en el par Y-238 en tanti contri par y tal. Pero tampoco dudo que ese día, así sea a la carrera, nos formularemos de forma distinta las preguntas de siempre. Y vuelta a empezar.

    En suma, el excesivo racionalismo, aplicar en el ámbito privado lo público, el exceso de información, produce pasmo o estupefacción. ¿Por qué no mantener viva, vivísima, la fértil intuición de puertas para adentro (y un poquitín, incluso, para afuera, o bastante, ¡qué caramba!)?

    Y que nadie diga: «Por supuesto, tú puedes conducir tu vida como te plazca». Ah, menos mal, gracias. Pero no hablo de mi vida, hablo de que la intuición, el presentimiento, es, cuando se confirma el pálpito, una facultad mental poderosa y práctica (obviamente, cuando no se confirma, no es sino temor o esperanza infundados). Conozco personas a las que esa facultad les falla poquísimo.

    En fin, yo qué sé, que las cosas importantes de nuestras vidas ocurren, ¿ocurrían?, sin gran concurso de la razón.

    Así pues, levanto mi copa y os invito a gritar conmigo: ¡Viva la intuición!

    ¡Y viva Honduras, qué cojones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LUX, en estos temas de género no estaremos de acuerdo del todo.

      Cominenzas hablando del ajedrez humano vs. de máquinas:

      "La perfección de las máquinas resulta repugnante a los ajedrecistas de afición, no así para los taradetes de la alta competición.

      ¿Que por qué cuento esto? Lo cuento en defensa de la sal de la vida: la denostada intuición y, por añadidura, la intuición femenina en las que no creo porque no me hace falta: las veo a diario.

      ¿Sería? Es más: ¡es que es caos! Es un caos porque a un click tenemos, por ejemplo, Can exposure to prenatal sex hormones (2D:4D) predict cognitive reflection? donde dicen demostrar la existencia y su porqué de “la intuición femenina”

      Aquí se está llamando "intuición" a tener mejor habilidades scoiales, en cuanto a leer estados de ánimo, empatía, etc de las mujeres q los hombres. Obviamente, cuando se ha controlado el tema cultural, lo q queda es que sí, q si hay hormonas como la oxitocina q hace q la madre exude amor por su bebé (de hecho, se sugería ponérsela a algún hombre) , la influencia hormonal ene l cerebro del feto está ahí y va a afectar.

      Yo entiendo q no es tan bonito q la mitocorndria tal se active cuando pasa algo q hollywwod nos dice es magia. Pero es así. Desde el menor movimiento hasta las ideas tienen un paralelo biológico ene l cerebro.

      No sé si he dejado claro de lo q va este libro: intenta desmenuzar porqué tenemos ciertas prmeras impresiones, y explica q la influencia social y del ambiente es brutal. Así q mezclamos nature y nurture (bilogía y social), q interactúan contnuamente entre ellas.

      Terminas: "En suma, el excesivo racionalismo, aplicar en el ámbito privado lo público, el exceso de información, produce pasmo o estupefacción. ¿Por qué no mantener viva, vivísima, la fértil intuición de puertas para adentro (y un poquitín, incluso, para afuera, o bastante, ¡qué c aramba!)? (...) En fin, yo qué sé, que las cosas importantes de nuestras vidas ocurren, ¿ocurrían?, sin gran concurso de la razón."

      Yo no creo q el "racionalismo" sea nunca un exceso. Como racionalista q intento ser, me interesa entender qué pasa detrás de las "puertas cerradas" q hasta hace poco era solo terreno de Freud o de los curas, y hoy investigaores nos están enseniando q hay otros factores en juego q, palmaditas, se pueden alterar.

      Muxus

      di

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.