an

13 septiembre 2020

Serial 18. "La filosofía está muerta. El humanismo, otra religión. El progreso no existe. Y demás". Manual de supervivencia cuando sabes que no estás a la altura.

A estos cuatros residentes de psiquiatría lo de Hannah Arendt no nos parecía de recibo. O sea: una filósofa de políticas se va a observar un juicio, se lee 3500 folios de sumario y con eso llega a la conclusión de que aquel nazi Eichmann no era un psicópata? Que solo recibía órdenes? Qué sabe ella de psicopatología?  Lo que lleva a la gente a sus distintos comportamientos, lo que les inhibe de hacer cosas terribles, lo que les anima a ser altruistas... es complicado. Y si alguien podrá algún día explicarlo (o si tenemos alguna pequeña explicación a día de hoy), serán aquellos que usen el método científico. O esa era mi narrativa al principio de aquella primera noche.

Cuando llegamos a este punto era ya pasada la medianoche, seguíamos alrededor de la chimenea y fuera debía seguir cayendo la nevada universal que nos dejaría varados en Lincoln nada menos que cinco días. Que dieron para mucho: para leer, escribir, sentir la paz del río inmóvil a través de la ventana, ayudar a la dueña con palas a abrir caminitos a través del jardín, hacer algún muñeco de nieve, darme largos baños aromáticos (con un poutpourrí de canela y frutas del bosque que hacía la dueña) en aquella bañera con patas de metal rococó y, sobre todo, hablar. Por las mañana a veces me sentaba en la ventana semicircular del salón, una barriga que le salía a la casa, y cuya curvatura habían aprovechado para encajar una madera con cojines. Allí me pasaba las horas leyendo y mirando lo blanco a través de los cristalitos Tudor de la ventana. Tanto me gustaba aquel rincón del salón que la dueña me hizo una foto y prometió enmarcarla con un "Mariona's corner", y colgarla ahí al lado.  

Las noches fueron todas larguísimas: empezaban muy pronto-a las 4 de la tarde-, y terminaban de madrugada. Todas las pasamos frente a la chimenea discutiendo temas que podrían parecer pretenciosos o impostadamente intelectuales, o eso habrían dicho los amigos que había dejado en la península, gente normal. Pero aquí creí descubrir que la única impostura era la mí, que no había leído tanto como pensaba ni tenía la mitad de la labia de estos tres defendiendo mis ideas. Por buscar culpables, pensé que la formación de estos ingleses difería mucho de la mía: a ellos les habían enseñado no solo a pensar, sino a vender su idea. Tenían clases de retórica en el colegio desde muy pronto, en las que les adjudicaban un grupo para defender un principio, independientemente de lo que pensaran: argumentos en pro y en contra, defiéndelos como si te fuera la vida en ellos. Casi como en los colegios españoles, en los que la mayor parte de cada clase se la pasaban sacándote a la tarima a comprobar si habías memorizado la taxonomía de los invertebrados. 

Una de las conversaciones que recuerdo más claramente fue la de la filosofía. Marla planteó algo así como "si había algún punto en la filosofía hoy en día", y de entrada lo que me pareció anatema cobró sentido con sus argumentaciones. Ya habíamos establecido que lo de Arendt se podía considerar prácticamente intrusismo profesional no? Pues Marla además pensaba que lo de la filosofía en general, era pura especulación. Según ella,  qué se preguntaban los primeros filósofos del mundo antiguo? Tales de Mileto observó, por ejemplo, que ciertas condiciones meteorológicas conducen a buena cosecha, no las ofrendas a los dioses. Qué es eso? Pues método científico! Pitágoras: el universo tiene una estructura que se puede definir con matemáticas. Heráclito:  todo fluye. Demócrito: los átomos. Todo esto se ha respondido con ciencia. Luego vino Andrónico de Rodas, que catalogó la obra de Aristóteles y, ordenándola en estanterías, como los libros que trataban sobre el alma y la personalidad no tenían título, los puso tras los ocho libros de física, y se referían a ellos como «los que están después de los libros de física», que en griego (de forma muy sintética) vendría a ser (τὰ) μετὰ τὰ φυσικά [metatapʰysi⁠ˈ⁠ka]. Metafísica. 

Marla concluyó con alguien muy potente para apoyar su punto, Stephen Hawking, que hacía poco había asegurado que "la filosofía estaba muerta" y que el futuro era de los físicos. Marla se sabía la cita casi de memoria: "Cada uno de nosotros existe por poco tiempo, y en ese tiempo exploramos solo una pequeña parte del universo. Pero los humanos somos una especie llena de curiosidad: nos preguntamos cosas y buscamos respuestas. Al mirar al cielo, preguntas tipo ¿Cómo se comporta el universo? ¿Cuál es la naturaleza de la realidad? ¿De dónde vino todo esto? ¿El universo necesitaba un creador? son inevitables. Tradicionalmente, estas son preguntas para la filosofía, pero la filosofía está muerta. La filosofía no se ha mantenido al día con respecto a la ciencia, particularmente la física. Los científicos llevan la antorcha del descubrimiento en la búsqueda del conocimiento".

Will se iba enrojeciendo a medida que Marla avanzaba en su discurso, y al final explotó: no podía admitir que sus mentores intelectuales fueran redundantes, aunque admitió que nuestro concepto de la naturaleza humana iría cambiando a medida que la ciencia avanzase y nos diera más datos, más que por las reflexiones de ningún filósofo. Terminaron concluyendo que la filosofía es "lo que se hace antes de pasarle la cuestión a la ciencia". Las preguntas... y recordé una frase de un científico de mi país, Jorge Wagensberg, "Cambiar de respuesta es evolución. Cambiar de pregunta es revolución", igual es esto último lo que debería hacer la buena filosofía, cambiar las preguntas, y la ciencia todo lo que puede hacer es lo primero, cambiar las respuestas, prueba tras prueba.  Pero no me atreví a comentarlo, y me limité a observarme desde fuera, como una actriz en un escenario: quién era esa tía?  Dónde estaba la estudiante de medicina llena de ideas, que  editaba una revista de literatura local, y participaba en coloquios políticos en el ateneo universitario. Quién era esa nueva mosquita muerta? Esta perplejidad está clínicamente descrita, se llama depersonalización, pero en mi caso no era síntoma de ningún desorden. 

Las conversaciones de las dos noches siguientes no ayudaron a mi autoestima. Ya no era no reconocerme, sino auto-flagelarme con pensamientos negativos del orden, "una paleta entre la clase alta británica".  Richard atacó con otro pensador, John Gray-del que por supuesto yo no sabía nada.  Una de las muchas cosas que me dio Banderley fueron lecturas que yo nunca habría conocido si no hubiera salido de mi "zona de confort".  Y pese a los pensamientos negativos, una especie de ebullición feliz ocurría detrás de mi esternón: qué suerte estar allí. En aquellos momentos todo el miedo que estaba pasando, haber visto la cara de la muerte a media noche, las frases a medias, el matonismo de Cook no me importaban. Y claro que leí después a Gray, y me cabreé mucho, aquello era ciencia ficción, pero en la última re-lectura de "Perros de paja", hace no mucho, me di cuenta de cuánto había cambiado el mundo, y también yo. 

Aquella noche en la que la nieve seguía cayendo sin parar, Richard nos contó cómo Gray rechazaba el humanismo como medida de todas las cosas: el humanismo era la nueva religión. Que el cristianismo entendía la historia como un cuento de "pecado y redención", pero su Dios tenía un equivalente en la religión humanista: se llamaba "Progreso". Su doctrina de salvación: el hombre puede tomar las riendas de su destino. Los debates fueron acalorados, porque se estaban tocando temas sagrados, la ciencia y el conocimiento. Porque la idea de progreso se asienta en la base de que el aumento de conocimiento y el avance de nuestra especie van juntos. Sin embargo, aunque el saber científico aumenta nuestro poder, también hace mayores nuestros deficits -sobre todo si los estados ceden el control sobre las nuevas tecnologías al mercado-y nos permite hacer destrucción a gran escala, como nunca vista antes.  Pero la naturaleza humana sigue siendo igual de frágil, -eso lo sabíamos bien como psiquiatras- y el progreso ético y moral no ha seguido al tecnológico, porque la mente humana es sirvienta de la evolución, no  de la verdad-la verdad no tiene ninguna ventaja evolutiva sobre el error.

Creo que tal vez intervine para decir alguna obviedad, como que pensaba que el humanismo (casi lo escribo con mayúsculas) era lo mejor que teníamos. Que Sócrates había sentado las bases del pensamiento europeo, le había pasado el testigo a Platón, él a la cristiandad. Lo que yo no me había dado cuenta es que esta se lo había pasado al humanismo.  

Sí- dijo Richard- y ahora algún cristiano se preocupa de que ese humanismo suyo, que pone al hombre en el centro de todas la cosas, porque así lo ha estipulado Dios, está amenazado. En serio, se preocupan por Darwin?  El darwinismo ha puesto al hombre de nuevo en su pedestal!!!

Si te lo planteas-esta era Marla-, la religión promete otra vida donde todo será perfecto. El humanismo promete algo todavía más increíble: que en el futuro todo el mundo podrá ser feliz en este mundo. 

Bueno, ambos venden felicidad-continuó Will- que es lo que quiere la gente. Pero para la mayor parte,  esta felicidad no se alcanza sino escapando su día a día. Si ya lo decía Wilde, si se considera vida la suma de los momentos felices de un hombre, se encontrará que ha vivido.. cuánto era? unos  minutos?

Era Wilde? -siguió Marla, cara incrédula-. En mi opinión, tenemos trabajo asegurado por mucho tiempo los psiquiatras en esta sociedad. En Europa y Norteamérica, la agricultura y la industria ya no son los motores de nada. Sin producción, que hemos enviado a países "en desarrollo",  lo que importa es no aburrirnos. Cuando hay riqueza, la principal amenaza es la pérdida de deseo: anhedonia, os suena de algo? Continuamente preguntamos por su capacidad de disfrutar a nuestros pacientes.  

Yo creo que el problema es que se desarrolla tolerancia, -Richard estaba rotando por la sub-especialidad de adicciones, se notaba- el deseo cada vez necesita darle una vuelta más a la tuerca para hacernos "tic". Ya no queremos "cosas", queremos "experiencias", y convertimos todo en objeto de mercado, así que la economía pasa a depender de crear cada vez necesidades más exóticas. Antídotos del aburrimiento, más que potenciadores del placer.  

Y al final, -este era Will, con un larguísimo silencio efectista-, solo la excitación de lo prohibido puede aligerar el fardo de una vida de ocio....  Y sí, estoy con Marla, -y levantó la copa- la mayor parte del trabajo del futuro será entretener a otros, y distraer y... curar a una población que sospecha que es inútil. Ahí entramos nosotros: no nos faltará trabajo nunca.

Cuando dejó de nevar y llegaron las primeras noticias de que las carreteras estaban transitables, llegó el momento de decir adiós a la dueña, a la chimenea, y a mi rincón de lectura en la ventana. En el viaje de vuelta, la belleza  de los campos nevados nos dejó sin habla. Marla y Richard se durmieron detrás, y cuando cruzábamos aquel estuario del Humber, ruptura simbólica de la realidad a la que volvíamos y los días que habíamos pasado, me pregunté si habían sido un sueño. 

-Un sueño? -y soltó una carcajada. Parece que hice la pregunta en alto- No todavía, pero pronto lo serán. 

(Este Will solo hablaba en frases de libro de motivación?)-Qué quieres decir? -y aquí debió notar mi tono impaciente. 

-Que la memoria es traicionera,  que si no quieres que algo se olvide, o lo escribes, o desaparece. (No, no ha notado mi tono impaciente)

-Y tú escribes? 

-Muchos escribimos. 

-Diarios?

-mm... O no. Algunas verdades no se pueden contar aparte de en la ficción...

El rollo enigmático me estaba exasperando. Volvíamos al norte, regresábamos a Banderley y aquella sensación de seguridad de los últimos días se empezaba a desvanecer, como la nieve en Lincoln, donde me hice creer que todo el desasosiego de las semanas en el asylum habían merecido la pena, pese a sentirme como una cateta. Al final, lo que los otros pensaran de mí no me importaba, sino lo que yo me llevaría de allí. Así que partiendo de esa premisa, le solté:

-Y es una ficción también que caminamos por unos túneles la noche de Halloween?  Y has leído o no a Cortázar? 

Desvió la mirada de la carretera por un segundo hacia mí, no supe leer si era solo sorpresa o también terror. 

-"Andábamos sin buscarnos sabiendo que andábamos para encontrarnos", te suena o no esa puta frase?-yo ya estaba crecida. 

- Por dónde vamos? -Marla se acababa de despertar- Qué pasa, de qué habláis, chicos? 

Will siguió mirando fijo a la carretera. Salvado por la campana.

18 comentarios:

  1. Aunque soy culpable de sólo haber leído con atención este capítulo (y, por tanto, voy a incurrir en contradicción inmediata), dile a Mariona que she has nailed it y que la próxima vez se lleve "Cómo hablar de los libros que no se han leído" de Bayard y tire millas...

    ResponderEliminar
  2. ...esto parec4e SERIAL, pero, oh!, no pone el número del capítulo !!!!

    ResponderEliminar
  3. Darlings!

    CARMEN, jajaja... lo has leído? cuéntame! Yo ya he hablado de libros no leídos en este blog (las sombras de Gray y tal)... ahora querría hablar de la peli vetústica ("las ninyas") tampoco vista! Pero me contendré hasta q la vea, que no sé cuándo será (snif)... :)

    ANÓNIMO, es un mero truco pq mi teoría es q "Serial" era un aversivo en sí mismo (jajaja) así q esto es como "clickad clickad malditos" y luego... ZAS! :):)

    Muxus a los dos, ver comentarios en esta sección q es un (s)erial me ilusiona

    di

    ResponderEliminar
  4. ¿Encíclicas para empezar la semana? Be careful with your wishes... Volveré (pero para eso, honestamente, debería leerlo entero)

    ResponderEliminar
  5. Yo es q me quiero suscribir a tus encíclicas! Me da igual el día de la semana :) Me siento algo culpable de hacértelo leer entero... un divagante q se lo ha leído todo al q estaré eternamente agradecida por sus comentarios no sé si ha salido vivo :)

    ResponderEliminar
  6. Aunque, con retraso, he leído tu capítulo? reflexión? de tu... novela o lo que sea que estás escribiendo (no recuerdo de cuándo leí el anterior), y sólo quería decirte que me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  7. Oh gracias Anónimo de las 14:39, qué amable... leer la nonovela, noensayo, noartículo, no-se-qué! :)

    Un abrazo grande

    di

    ResponderEliminar
  8. Creo que Hannah Arendt lo que se encontró, y no se esperaba, fue a un ser mediocre que solo seguía órdenes, sin cuestionárselas, y eso fue lo terrible, esa deshumanización, que no conlleva que no fuera un psicópata que ni siquiera sintiera culpa.

    ResponderEliminar
  9. Hay un libro (pequeñico) de tu colega Castilla del Pino que como sabes de otras veces es uno de mis referentes intelectuales máximos que se llama precisamente "El humanismo imposible" y que me has hecho releer una vez mas. En algunos puntos se le quedó viejo (propio de la mezcla de su momento freudiano de entonces y su marxismo que nunca abandonó), pero en su mayoria sigue en el debate que plantean tus personajes:

    Por una parte plantea si es posible el humanismo cristiano en esa especie de juego de suma cero (esto lo digo yo) entre lo humano y lo divino. Por otra parte como tus personajes se ensaña con la metafisica convertida en nueva religión (él la paga con Heidegger y su diferencia entre ser y existir) y finalmente plantea una duda sobre el humanismo encaminado indefectiblemente al individualismo, el individualismo al liberalismo y el liberalismo al capitalismo consumista y competitivo.
    Llega a una conclusión pesimista y reivindica un nuevo humanismo como hombre relacional (hay que enmarcar lo que significa la comunicación en castilla del pino) de manera que el hombre o es relacional y comunicativo o pierde su esencia humanista.

    Yo creo que D.Carlos sí que da así una opción posible y plausible al humanismo social y no cae en la contradicción de otros autores neomarxistas comoo Biung Chul Han en donde la defensa del individuo se hace dificilmente comprensible con sus posiciones promarxistas prototipo (también lo digo yo) de doctrina contraria al individuo.

    Disculpe el rollete. Me he enganchao
    besis.

    ResponderEliminar
  10. Hola darlings, he estado malita (otra cepa de otros síntomas, pero mala), de ahí mi desaparición...

    Gracias SES, veo lo q dices pero no lo tengo claro. Sí q sé q uno puede llegar a seguir órdenes sin planteárselas demasiado, o para salvar su propio pelo (no sé si has visto los experimentos clásicos, por ej Milgram, q se hicieron del tema de los q hablo aquí: http://divagandodivagando.blogspot.com/2020/07/haciendo-puntos-para-imprimir-la-leyenda.html
    en los q se habla de la "conformidad con la autoridad". Pero yo creo q, por mucho q la mayoría intente conformar, llega un punto en el q a la mayoría de la gente le duele ver el dolor de otro. Al 1% de la población sin "Emociones Prosociales" (sin culpa, empatía, afecto superficial, etc), no le duele, luego siguen. YO creo q una persona con Emociones Prosociales intactas no podría haber seguido con lo q hizo ese nazi... muchos en ese contexto van quedando en el camino, y el q llega a ese puesto, no solo sigue órdenes, sino q le importa un pepino el otro. Pero vamos, necesitaríamos una evaluación de la siquiatría forense de Eichmann, yo solo doy mis hipótesis.

    Muxus!

    di

    ResponderEliminar
  11. TXELOS, menudo meta ping-ball (o cómo se llamaban esas máquinas de nuestra juventud?) te has montado... me gusta. Luego te pego esto en tu blog, e igual llego a otro...

    Me hace gracia q un marxista freudiano (no se lo tengo en cuenta, en aquella época no había otra) sea mentor intelectual tuyo, liberal de st joseph (tenía otro nombre para ti mejor, se me ha olvidado, cual era?). Lo del cristianismo humanista es una tautología, pq claro q el cristianismo pone al hombre por encima de todo, igual q el humanismo. Y en lo q estamos por encima de todos es en destrucción, somos el virus de este planeta. A ver, no es q vaya yo a terminar bailando con plumas alrededor de un monolito en modo "vuelta a la naturaleza", soy la primera q no quiero ni un parto natural ni comer setas venenosas por muy naturales q sean, pero sí q con el tiempo estoy cambiando mi visión de q "todo tiene q estar a nuestro servicio". SI recuerdas aquellos divagues sobre los libros de Harari, la verdad es q cosas q les estamos haciendo a los animales, por ejemplo, me empiezan a parecer cada vez más injustificadas (y ya sé q he tocado hueso contigo y con tus amigos, q coméis no ya músculo, víscera!).

    Bueno, me he ido del tema pero me han dado ganas de leer el libro q comentas (de él solo he leído "Pretérito Imperfecto", qué gran nombre para unas memorias) y q no había oído hablar del tal Chuul, aunque creo q tú sí de Gray y habías leído "Straw Dogs". AUnque esto no es biográfico (desde dónde escribimos, desde la vida vivida, o soniada?) yo como la prota leí Straw Dogs en 2005 y ahora en el confinamiento, y he alucinado con mi cambio... de humanista social entusiasta a cínica escéptica radikal...

    MUxus

    di

    ResponderEliminar
  12. Esto es una especie de construya Vd su historia, con aquellos libros ochenteros que te llevaban de un lugar a otro del libro y de libro en libro.

    1.-Bueno ya sabes que muchas veces de lo contradictorio surge la claridad. A Castilla hay que separarle su vida (contada en preterito imperfecto y la casa del olivo: penosa) su política en su militancia marxista y su trabajo profesional (desde su consultorio de cordoba a los conceptos más teoricos de psicopatologia. Excelente y magistral). Yo me quedo con la tercera. Es un poco osado por mi parte recomendarte libros de este tema, pero bueno...
    tranquila que freud se le fue escapando y se acercó más a palo alto (más o menos).
    Un libro que resume muy bien su pensamineto es la biografia/entrevista que le hizo Anna caballé (te pongo el enlace). Casi me apuesto contigo una tortilla de sesos a que te gustará.

    https://www.casadellibro.com/libro-carlos-castilla-del-pino-cinco-conversaciones-sobre-la-psiquiatr-ia-la-felicidad-la-memoria-los-libros/9788483076743/1027572

    2-. En el libro de tu querido (y por mi denostado porque es mas antiguo que el mear) Julian Casanova, Tierra y Libertad hay un artículo buenisimo de Alvarez Junco, historiador poco sospechoso de derechismos, en el que establece los vinculos entre liberalismo y anarquismo en el siglo XIX. Osea que igual mi desvario va por ahí.
    https://www.marcialpons.es/libros/tierra-y-libertad/9788498923261/

    3-.Sobre el humanismo cristiano. En educaciòn se habla de humanismo como formación integral de la persona, con sus valores y tal. Como distinto al paradigma de contenidos, distinto al paradigma de metodología y tambien distinto al paradigma sociomarxista. (Del paradigma logsiano del autoaprendizaje no quiero ni hablar) Pues eso, hay un humanismo laico afrancesado (cole de mis churumbeles) y un humanismo cristino (de mi pijicole). Mi cole siempre lo han vendido como humanismo cristiano y de formación integral de la persona muy en linea de la santidad en la vida ordinaria(alguien por tu cercanía te podra aprender). Un dia hablaré de la radical diferencia del elitismo opusiano del elitismo jesuita. Esto pasa como con los chinos que para los que sois de otra raza todos los cristianos os parecen iguales.

    ResponderEliminar
  13. 4-. Gray en efecto no sé quien me lo recomendó por el bloguerío pero me gusta mucho. No solo Perros de paja también Misa negra que es un libro mucho mas ordenado. Contra los nuevos dioses del progreso. En el mismo sentido Vargas Llosa tiene Sables y Utopias que cruza la cara a los movimientos latinoamericanos de los sesenta y sus nuevos diosses.

    https://www.casadellibro.com/libro-sables-y-utopias/9788403100787/1267095

    https://www.casadellibro.com/libro-misa-negra-religion-apocaliptica-y-la-muerte-de-la-utopia/9788449321580/1214868

    5-. Byung Chul Han es un autor que me descubrió Rorschach que es un blog que creo que no sigues y que deberías y luego el Sr NaN.

    http://hermosadecadencia.blogspot.com/

    Chul han es un autor coreano aleman neo marxista un poquico espeso en el redactar pero por contra de libro corto. Suele poner el dedo en la yaga certeramente cuando habla de la sociedad del rendimiento, la falacia de la transparencia o el tiempo vendido, regalado y perdido. Muchos de los pseudointelectuales violaceos copian mucho de este autor (el errejonista Moruno por ejemplo). Luego empieza a meterse en camisa de once baras políticas y la caga, pero bueno.

    6-. El cinismo y el sarcasmo es el punto en el que nos tocamos (castamente claro). No creerse nada del todo es la manera más sana de leer y de aprender. Todo tan cercano al somardismo y la perplejidad que siempre ha caracterizado el modo de ser de estas tierras de secano. Igual es la edad
    ya sabes: Nel mezzo del cammin di nostra vita, mi ritrovai per una selva oscura,ché la diritta via era smarrita.

    7-. Yo soy un gran amante de los animales. Poco hechos si corren, fritos si vuelan, crudos si nadan. Unas criadillas, unos riñones, unos sesos o una oreja como la hacen en el cervino nos acerca bastante a la santidad. Cuando nos liberen de la prisión tenemos que hacer otra ruta de despojos por Vetusta con su acompañante de Vd.

    Besos Mil


    ResponderEliminar
  14. Volvemos a la rayuela, unas cuantas cosas.

    Hablas de diferenciar la vida del artista de su obra, q spr hay q hacer o nos quedaríamos sin muchas de nuestras obras-referencia. La verdad es q no tengo trabajado a Castilla del Pino en absoluto (aparte del citado P Imperfecto), así q tú sabrás mejor, aunque supongo q a mí habrá facetas de su ideología q me llamarán más q a ti. No puedo opinar, pero la primera referencia q anotas me la apunto.

    Sobre Casanova, he intentando un libro y no lo he terminado, pero eso dice más en contra mía q suya, no soy buena lectora de ensayos si no son "mis temas" y de historia ya ni te cuento. En lo de antiguo, claro, estaremos en desacuerdo, pero es q yo soy muy antigua en política. Los modernos se creen q las cosas han cambiado cuando se reducen a lo mismo, han cambiado las marionetas, pero el teatro es igual. Anoche acabé el "Vanity Fair" de Thackeray y es curioso como todo lo q cuenta se podría trasladar al Londonium actual. Explica cómo era ese capitalismo de la época, cómo el dinero y la propiedad se heredaba, cómo funcionaban las inversiones (antes de q hubiera bolsa, la mayor parte de las inversiones ocurría con "contratos de futuros de materias primas"), cómo se daba crédito entonces, antes de q hubiera agencias q evalúan si eres seguro, qué pasaba si no pagabas el crédito...(hei, voy a usar ese párrafo en el divague del libro, veo las posibilidades de esta rayuela-elija-su-propia aventura). Total, todo esto para decir q "no hay nada nuevo bajo el sol". El emperador estaba desnudo... y el rey emético vuestro también.

    No entro en los distintos tipos de humanismo, sino en el reto de Gray de revisionarlo, pq el ser humano no es el centro de todas las cosas... y así nos está yendo. Me pregunto (retóricamente, no me contestes!) cómo es q no has llevado a tus hijos a seguir con ese humanismo opusiano en el q te educaron y del q tenemos alguna perla cuando los de Vox abren la boca.... A mí no es q todos los cristianos me parezcan iguales, yo os cojo uno a uno, y puedo valorar a esa persona por el resto de ella misma.  Si no se saca el tema, mejoráis bastante; para mí es un tema de vuestra vida privada y mejor q quede allí. Que os montéis clubs y encima haya mejores o peores, me la trae floja. No sé nada ni me interesan los elitismos religiosos de los q hablas, me quedé en q los franciscanos llevan sotanas de sarga y están por la pobreza mientras q los benedictinos llevan gorritos, joyas y demás (véase "El nombre de la rosa"). Para mí, "same shit, different pile". No tengo data sobre cual de ellos viola más menores. En resumen: si todas las religiones todas se erradicasen sería un paso para un mundo mejor. Pero vamos en mal camino, obviamente, maremía con los evangélicos aquellos en América.... La historia retrocede, como está quedando claro, y nos veo en el precipicio hacia el medioevo. 

    Oh mil gracias por la ref de "Misa negra". Vargas Llosa me da pereza, lo admito. Juré no leerle más (y mira q me había dado buenas horas) tras esa bazofia de la "Ninia mala"...  Igual leo si es más antiguo, pero reciente, puf.

    No es q no lea al Test de Rorschach, es q no leo blogs (ese nombre tan poco evidence based tampoco me llama, ja ja,... es broma). El bloguerío está muerto, o por lo menos como lo vivimos al principio, con aquella energía, aquel momentum. No digo q esto sea malo eh, todo tiene sus fases; escribimos pq nos gusta, y por la interacción de los q están al otro lado...Byung Chul Han me lo apunto también.

    Jo, pues a mí no me gusta del todo este cinismo q he alcanzado... es mirar un poco por encima del hombro a aquella joven q como forma de estar ante el mundo me gustaba más (no que hiciera mucho más q ahora por cambiarlo, de todas formas, no idealicemos). No sé si es la edad, o el mundo q ha puesto el turbo y de repente no vamos a conocer ni a nuestra... madre. 

    Y mal q me pese, me he reído con tu último párrafo y tu ingesta conspicua de animales... en serio, es creativo.... :)

    Y tiro porque me toca
    Di

    ResponderEliminar
  15. Ya lo he dicho en otro sitio: este serial forma, informa y entretiene, y los comentaristas también.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. "forma e informa" :):):) gracias ANDANDOS! Y sí, en este entraron muchos comentarios... una nunca sabe...

    Abrazos

    di

    ResponderEliminar
  17. Lo he vuelto a leer, con más atención, y me ha parecido mucho mejor que la primera vez. No me enseñaron retórica, desgraciadamente, ni a verder mis ideas, pero puedo decirte que me ha parecido, todo el capítulo, magnífico, y apasionado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias ANDANDOS>.. creo q nadie nos enseñaron retórica en la península, ni a cómo hablar en general. Con suerte q nos enseñaron a escribir y algunas comemos la oreja al personal con divagues así.

    Salud

    di

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que los divagantes continúen divagando.