14 de abril de 2018

"Farenheit 451" de Ray Bradbury: Porno para bibliófilos


"Farenheit 451" es de esos libros que una no recuerda si fue leído en Uruguay o qué, porque se lía con "Un mundo feliz", "1984", "La naranja mecánica", "The handmaid's tale" y otras distopías lejanas. El caso es que yo no lo había leído, pese a estar en la estantería desde hace siglos al ladito (ordenamos por autor, no color de la tapa) de "Crónicas marcianas", esperándome. 

Todo el mundo conoce el argumento de "Farenheit 451", que es la temperatura a la que arde el papel: los bomberos de este futuro terrible en lugar de apagar incendios, los encienden: queman libros (“It was a pleasure to burn", otro de los comienzos famosos de la literatura). La imagen de pilas de libros quemándose es tan fuerte, la hemos visto en tantas pelis de nazis-o de Indiana Jones, que podría resultar facilona como metáfora, pero hay que entender que el libro fue escrito en 1953. Esta cifra, más que el 451, es la que me ha maravillado más durante la lectura. 

Prefacio: el proceso de escribir
Pero antes de empezar, el libro de Bradbury tiene un prefacio maravilloso escrito por el autor en 1993. En él cuenta todos los problemas que tuvo para publicar lo que en principio eran historias cortas, como por ejemplo "Bonfire", en la que el protagonista reflexiona sobre sus grandes pasiones la noche antes del fin del mundo: Aristóteles, El Greco, Swift, Renoir, Faulkner, Miguel Angel, Shakespeare, entre otros. Se puede ver un granito de lo que luego sería Farenheit: qué ansiedad, perder todo esto. También nos cuenta cómo un día iba paseando y hablando con un amigo por las calles de LA, cuando un coche de policía paró para preguntarles "qué estaban haciendo". Cuando le dijeron que "andando y hablando", el poli pareció preocupado. Imagínese, alguien andando en LA!!! Y hablando!!! Qué traman? A partir de aquí Bradbury escribió el relato "The Pedestrian", sobre un futuro donde caminar por el placer de hacerlo estaba prohibido. Ambas historias son gérmenes de Farenheit. Además en este prefacio nos habla de su proceso como escritor, cositas que a los que intentamos juntar palabras siempre nos encanta leer. Atención a esto:

“I cannot possibly tell you what an exciting adventure it was, day after day, attacking that rentable machine, shoving in dimes, pounding away like a crazed chimp […] I was, like Melville’s hero, madness maddened. I had no way to stop. I did not write Fahrenheit 451, it wrote me. There was a cycling of energy off the page, into my eyeballs, and around down through my nervous system and out through my hands. The typewriter and I were Siamese twins, joined at the fingertips.”

No escribí Farenheit 451, ella me escribió a mí: qué maravilla, y cómo le entiendo. "Soy un escritor pasional, no intelectual, lo que significa que mis personajes deben zambullirse antes que yo para vivir la historia. (...) Montag corrió, y le seguí, y estoy agradecido de que escribiera esta historia". Me he quedado con ganas de leer su libro "Zen and the art of writing", que debe ser un festival. Una última frase sobre su proceso de escritura:  "Every morning I jump out of bed and step on  a land mine. The land mine is me. After the  explosion, I spend the rest of the day putting the  pieces back together. Now, it's your turn. Jump!"  Zest. Gusto. Curiosity. These are the qualities  every writer must have, as well as a spirit of  adventure. 

Introito
Entrando en la novela, enseguida conocemos a Guy Montag, el bombero que nos va a guiar, vía de "El viaje del héroe" que se repite en toda historia que se precie (el héroe en cuestión sale de su zona de confort, se confronta con nuevas verdades, sufre una transformación, expiación y regreso/resolución). Nota: este es un concepto acuñado por Joseph Campbell, el de "El héroe de las mil caras", del que no puedo hacer un divague porque es un libro infumable: Campell está profundamente influido (tarado) por Freud y demás panda de payasos pseudocientíficos, así que no pasé del primer capítulo. Pero la idea del viaje del héroe es interesante y se puede aplicar desde Ulises hasta E.T., pasando por Jesucristo. Y también aquí. Pero divago. La historia se divide en tres partes, de las que yo he disfrutado in decrescendo, porque al principio se nos presenta ese mundo extranio y hostil, y a medida que avanza, hay más acción, hay que resolver. 

El valor predictivo de la ciencia ficción
Parece obvio decir, ya que se ha escrito mucho sobre la capacidad de la ciencia ficción para hacer predicciones de lo que luego vendrá, pero con esta novela yo me he maravillado constantemente por la casi exactitud con la que describe lo que es la vida de alguna gente a día de hoy. Por ejemplo, Mildred, la mujer de Montag, está totalmente absorbida por las posibilidades tecnológicas de esta sociedad: desde el "parlour" hasta las "abejas electronicas". El "parlour" es su máxima aspiración: una habitación donde las cuatro paredes son en su totalidad pantallas, y en ellas se proyecta 24 horas gente (que pasan a ser como su familia) que hablan sin parar y discuten entre ellos. Erm, un momento: no es esto un resumen de la programación de Tele5? Porque no hay más que pasar de puntillas con el mando y ver a los mismos gritándose entre ellos, lo escalofriante  pensar en los millones de personas que están siguiéndolo desde casa. Mildred y Montag no tienen hijos, pero la gente que los tiene, cuando vienen del cole los enchufan a este "parlour" y ya está "es como hacer la colada, los metes dentro y cierras la puerta". Qué imagen. 

Las "abejas electrónicas" también tienen un paralelismo actual. Alguien ahí adicto al podcast? Doy un paso al frente: siempre que hago actividades que no requieren concentración (viajar, llenar el lavaplatos, ducharme), estoy escuchando la radio. Pues los habitantes de este futuro están enganchados a algo que son esencialmente podcast, usados aquí para adormecer, cuando yo me cuento a mí misma que lo que escucho es para informarme. Me imagino a las hordas caminando como zombies, con el zumbido de las abejas de fondo. escuchando tal vez consignas, y sin escucharse entre ellos. 

Nobody listens anymore. I can't talk to the walls because they're yelling at me, I can't talk to my wife; she listens to the walls. I just want someone to hear what I have to say. And maybe if I talk long enough it'll make sense. And I want you to teach me to understand what I read.”

Bradbury lo usa como metáfora de la falta de comunicación entre la gente, y con uno mismo... "Mildred, la otra Mildred, está tan dentro de esta, que nunca se han conocido".  La muñeca rusa Mildred, la cebolla Mildred. 

Y hay más imágenes como estas, como el banco abierto toda la noche con robots como dependientes, o la pantalla de televisión del tamanio de una postal, "algo a lo que pudiera hablar" (no está describiendo un "teléfono inteligente"?). Todas te dejan un poco petrificada, la realidad virtual, los robots que trabajan, todo esto está ya aquí. Lo queremos todo? Parte? Habrá que repasar "Homo Deus". 

Complejidad? No gracias! La cultura popular es mala para su salud
Una no puede dejar de pensar qué diría Bradbury de la sociedad en la que vivimos hoy. El autor dijo repetidas veces que su novela no iba de la censura, sino de la idiota influencia de la cultura popular en la población, que queda adormecida. Todo lo que sea un mínimo de complejidad se descarta, porque lo que interesa es algo ya medio masticado, de consumo rápido, que entretenga, que no nos lleve a plantearnos nada. 

"Picture it. Nineteenth century man with his horses, dogs, carts, slow motion. Then, in the twentieth century, speed up your cameras. Books cut shorter. Condensations. Digests. Tabloids. Everything boils down to the gag, the snap ending. (...) Speed up the film, Montag, quick. Click, Pic, Look, Eye, Now, Flick, Here, There, Swift, Pace, Up, Down, In, Out, Why, How, Who, What, Where, Eh? Uh! Bang! Smack! Wallop, Bing, Bong, Boom! Digest-digests, digest-digest-digests. Politics? One column, two sentences, a headline! (...) School is shorted, discipline relaxed, philosophies, histories, languages dropped, English and spelling gradually neglected, finally almost completely ignored. Life is immediate, the job counts, pleasure lies all about after work. Why learn anything save pressing buttons, pulling switches, fitting nuts and bolts?"

Programas de "cultura general" donde se bombardea a los participante con preguntas sobre datos sin análisis (en qué anio tal batalla? sin preocuparnos por qué esa batalla). Interesa el porqué no el cómo. Madre mía: qué diría Bradbury hoy de Twitter, por ejemplo? 

“If you don't want a man unhappy politically, don't give him two sides to a question to worry him; give him one. Better yet, give him none. Let him forget there is such a thing as war. If the government is inefficient, top-heavy, and tax-mad, better it be all those than that people worry over it. Peace, Montag. Give the people contests they win by remembering the words to more popular songs or the names of state capitals or how much corn Iowa grew last year. Cram them full of noncombustible data, chock them so damned full of 'facts' they feel stuffed, but absolutely 'brilliant' with information. Then they'll feel they're thinking, they'll get a sense of motion without moving. And they'll be happy, because facts of that sort don't change.”   

Qué diría de que no se estudie latín, filosofía, de que la universidad sea una fábrica de empleados en lugar de un lugar donde aprender a pensar, y que, en búsqueda de mejor empleo, la gente solo quiera acumular trozos de papel llamados títulos, aunque sean de mentira?

Para tener adormecida a la población, el poder siempre ha usado el "panem et circenses", desde ver a cristianos ser devorados por leones, hasta la propia religión ("el opio del pueblo", gracias tío Karl) cuando se hace mainstream y en estos momentos, parece haber múltiples opciones, pero tal vez la mayor sea el (puto) deporte. Lo siento, a mí aburre el deporte y sinceramente, lo del fútbol no lo entiendo (pese a tener una bandera de la Real Sociedad colgada junto al albornoz en la puerta del dormitorio). No puedo ser indiferente: me pone enferma ver los titulares del periódico, y la proporción de deportes en ellos, por no hablar del tiempo que le dedican en los telediarios. Es la "terrible tiranía de la mayoría": el más peligroso enemigo de la verdad y la libertad: el sólido inmóvil ganado que es la mayoría".

More sports for everyone, group spirit, fun, and you don’t have to think, eh? Organize and organize and super organize super-super sports. More cartoons in books. More pictures. The mind drinks less and less. Impatience. Highways full of crowds going somewhere, somewhere, somewhere, nowhere. The gasoline refugee. Towns turn into motels, people in nomadic surges from place to place, following the moon tides, living tonight in the room where you slept this noon and I the night before.”

Autopistas llenas de gente yendo a algún sitio, algún sitio... Tengo unos conocidos que no tienen hijos y mucha pasta, y raro es el fin de semana que están en casa: París, tan a mano con el tren, o Bruselas, o Cracovia, o Turín. Continuamente empacando, moviéndose, digiriendo una nueva ciudad, un nuevo plato, una nueva ópera. Continuamente, sin parar: qué pasaría sin un finde se quedan en casa y en un punto, en el sofá, tienen que parar? Qué se encontrarían? Otra predicción tickada, Ray.

Quién será de más culpar?
Aparte del deporte, quedan los comics, las revistas de sexo tridimensionales, y los video juegos (esto no lo predijo Bradbury), pero lo que asusta es que todo esto ni siquiera vino como un dictado del gobierno, de arriba abajo... no hizo falta censura: la tecnología y la imbecilidad de la gente hizo la magia sola.  Como dijo el Jefe de Bomberos: "Porque no tienes que quemar libros, no?, cuando el mundo se llena de no-lectores, no aprendedores, no-sabedores" (non-readers, non-learners, non-knowers).  Los libros eran quemados sin necesidad de fuego.

Y lo que no eran imbéciles, no dijeron nada; la idea aquella de vinieron a por los judíos y no me quejé está también en la novela: qué estamos haciendo nosotros para parar este horror que se nos viene? 

“Mr. Montag, you are looking at a coward. I saw the way things were going a long time back. I said nothing. I am one of the innocents who could have spoken up and out when no one would listen to the 'guilty,' but I did not speak and thus became guilty myself.”

Cómo pararlo? La respuesta es, me temo, como siempre, la unión. Como le dicen al final del libro los que viven en los márgenes de esta sociedad, donde sobreviven memorizando libros subversivos, los clásicos:  "cuando estábamos solos, todo lo que teníamos era furia", y le aconsejan que viva, que vea el mundo, y sobre todo que lo intente, sin pedir garantías, aunque se quede ahí:

Stuff your eyes with wonder, he said, live as if you'd drop dead in ten seconds. See the world. It's more fantastic than any dream made or paid for in factories.”

Don't ask for guarantees. And don't look to be saved in any one thing, person, machine, or library. Do your own bit of saving, and if you drown, at least die knowing you were heading for shore.”  


Apéndice: Porno para bibliófilos

Para terminar en una nota alta, incluyo algunas de las frases que hablan de libros. Porque hay mucho porno-para-bibliófilos, para lo que amamos los libros no solo por su contenido, sino como objetos, su olor, su textura... disfrutad, y seguid leyendo.

“Do you know that books smell like nutmeg or some spice from a foreign land? I loved to smell them when I was a boy. Lord, there were a lot of lovely books once, before we let them go.”

“The magic is only in what books say, how they stitched the patches of the universe together into one garment for us.” 

“The books are to remind us what asses and fool we are. They're Caeser's praetorian guard, whispering as the parade roars down the avenue, "Remember, Caeser, thou art mortal." Most of us can't rush around, talking to everyone, know all the cities of the world, we haven't time, money or that many friends. The things you're looking for, Montag, are in the world, but the only way the average chap will ever see ninety-nine per cent of them is in a book. Don't ask for guarantees. And don't look to be saved in any one thing, person, machine, or library. Do your own bit of saving, and if you drown, at least  knowing you were headed for shore.” 

“A book is a loaded gun in the house next door...Who knows who might be the target of the well-read man?” 

32 comentarios:

C. S. dijo...

No he leído el libro, pero me acuerdo bastante de la peli de Truffaut, que ví hace milenios, cuando era adolescente. Me acuerdo sobre todo de dos cosas. La mujer de Montang le hace un regalo: una navaja de afeitar con el set de brocha, jabón (de pastilla) y vasito. Le asegura que es una cosa super fashion y que le va a encantar. A continuación tira la maquinilla eléctrica a la basura. La otra cosa que me marcó fué la comunidad de los hombres-libro. Había en ella unos hermanos gemelos que se habían aprendido "Orgullo y prejuicio" volúmenes I y II, y que se enfadaban mucho porque sus amigos les llamaban a uno "Orgullo" y al otro "Prejuicio". Me llamó la atención y busqué la novela, de la que no tenía ni idea (¡Debía ser realmente joven cuando vi la peli, porque soy fan de Jane Austen desde el bachillerato!) Ahora que lo pienso, estoy en deuda con esa peli por un descubrimiento que me ha causado placeres impagables. También me acuerdo de que la pasma buscaba a los disidentes fijándose en que no tenían antena de televisión en el tejado...en esto se equivocaba la novela: lo realmente extravagante hoy en día sería no tener ruter. El resto, tal cual lo explicas.

molinos dijo...

¡Qué buen repaso!

"otra predicción tickada" ¿Qué diría Bradbury de tu destrozo del castellano?

¿Has visto la peli de Troffeau sobre el libro? A mí me gusto. HBO saca serie en breve pero no sé si va a convencerme, en el trailer parece una peli de acción. ¿Has leído Crónicas marcianas?

Luxindex dijo...

Troffeau…

¡Qué gran director de cine fue Troffeau!

La primera película que vi de Throiffuaux fue, precisamente, Fahrenheit 451 (1966), y es una de las películas que más me han impresionado (quizá, esa impresión tan honda, fue por mi edad de entonces).

Otras películas que también por esos años me dieron pellizco, aunque no fuesen de Truffiour, fueron La guerre des boutons (1962), Planet of the Apes (1968), Butch Cassidy and the Sundance Kid (Dos hombres y un destino, 1969) y Rosemary's Baby (La semilla del diablo, 1968). Pero el director francés Truffó es lo más; Troffaurh merece la pena.

Ah, y luego está el interesante documental Hitchcock/Truffaut, donde también aparece, casualidades, Truffa.

En cuanto a Bradbury, en su día leí, por supuesto, Fahrenheit 451 (tras ver la película de Truffoils), los relatos de Crónicas marcianas y El vino del estío. Y ya está. Ah, bueno, sí, y El espíritu del vino, que se me olvidaba. Pero, la verdad, desde que se separó de Héroes del Silencio que apenas sigo a Enrique Bradbury.

Y ahora, al grano: Gran libro, Di, y gran película, C. S.. Por cierto, Di, ¿en tu edición aparece (como tanto se dice en Internet) el rebelde epígrafe de Juan Ramón Jiménez? Ya sabes: “If they give you ruled paper, write the other way”; por cierto, siempre mal traducido como: «Si os dan papel pautado, escribid por el otro lado». Te lo pregunto porque en la mía no, y no sé si la curiosidad es que aparezca o que no lo haga (mi pálpito es que es un invento de la Red).

molinos dijo...

Luzindes, Lhusilesh, Lucindez... ¿qué hariamos sin ti y tu sabiduria suprema, tu escribir sin tacha y tu fina ironía? Y, sobre todo, ¿qué harías tú con todo eso dentro sin poder escribirlo en comentarios de post de otros?

Nos haces mejores. TRIFFO estaría orgullosísimo de ti.

Luxindex dijo...

Si es plural hay que escribir posts, no “post”. Y, mientras que la RAE diga que sí o que no, con cursiva o entrecomillado. Pero eso no es lo importante, ya lo sabemos. O muchos lo sabemos.

Pero, contestándote, pues, la verdad, no sé qué haría con mi vida que ahora, gracias a ti, veo que es de mierda. Reflexionaré al respecto, te lo prometo.

Sólo una cosa: no tengo claro que los posts (dado que se publican) sean “de otros”. Porque ¿siempre lo son o sólo cuando por alguna razón y con rabioso celo, como es tu caso, así lo defiendan? Porque si así, si, como es tu caso, expresamente se manifiesta, soy de la opinión que eso hay que respetarlo, aunque sea, como es el caso, en posts “de otros”. ¡Faltaría más!

Sencillamente, me hizo gracia que quien, en otro post, reprochaba «otra predicción tickada» por destrozar el castellano (cuando, en realidad, la expresión se entiende perfectamente), se ciscara en el apellido de Truffaut, emborronara “trailer” en lugar de tráiler y, para remate de los tomates, afirmara (¿acto fallido?) soplándose el flequillo y con sonrisita «A mí me gusto». Y todo eso en cinco líneas... Prodigioso, caramba.

La verdad, me hizo gracia el despropósito. Y pensé: Pues, nada, si ella se gusta tendrá sentido del humor, ¡adelante, pues, con los faroles!

Pero lo siento, me equivoqué contigo, no volverá a ocurrir, Mojinos.

Pelillos a la mar…

molinos dijo...

Yo no llevo flequillo. Y repito que nos haces mejores. Me encanta poder darte estas ocasiones de lucirte, Luxindex. Sigue disfrutando.


Luxindex dijo...

Querida Molinos, a cuenta de que ahora has escrito bien mi ridículo apodo, te voy a contar algo que, creo, te hará gracia.

Aquí en Andalucía tuvimos muchos años a un presidente de la Comunidad Autónoma pelín disléxico que siempre, absolutamente siempre, decía “Andazulía” en lugar de Andalucía. Pues bien, en una ocasión (esto es verídico, yo estaba presente, fue en el Palacio de San Telmo), en mitad del discurso dijo, literalmente: «El avance de Andalucía, perdón, “Andazulía”». ¡La rectificación fue en serio! Claro, hubo sincera ovación y él mismo se rió bien a gusto.

Di Vagando dijo...

Hola darlings, gracias por divagar!

CESI, qué curioso lo q recuerdas: me dejas alucinada.. desde hace tanto anios. Yo lo he leído hace un mes y ahora me haces dudar... varias cosas q comentas no creo q estén en el libro, de lo q estoy segura es de lo de "Orgullo y Prejuicio"... he citado algunos de los autores de los q se habla, y hay algunos más (esa parte, la de los disidentes es breve, bueno, todo le libro es bastante corto) pero no recuerdo a Austen. Me gustó mucho tb lo de memorizar libros enteros, y esto lo uno al autor de hoy del libro de filosofía para no-iniciados q estoy leyendo: Jean-Francois Lyotard. Piensa q desde la Segunda Guerra Mundial ha cambiado totalmente el concepto de conocimiento, q ahora todo es almacenado en ordenadores, bases de datos, y q entonces cada vez tendremos menos cosas en nuestra cabeza, pq todo está externalizado... el conocimiento ya no es algo q ayuda al desarrollo de las mentes, algo q nos transforme... y fíjate lo q dice el conocimiento se esta desconectando de la verdad... se le judga no por cuan veraz es sino por si ayuda a ciertos objetivos...no es esto la postverdad? No se nos está dando este concepto como algo nuevo?

MO y LUX, me he reído con vuestro momento Beatrice-Benedict.. os doy mi visión del "tickado". Siendo el inglés el lenguaje del imperio domina la cultura y crea palabras y conceptos continuamente. Estaría yo alguna vez del lado del imperio, del fuerte? No padre. El problema es q tb tiene un vocabulario mucho mayor q el castellano y hay expresiones intraducibles (bueno, hay quien dice q la traducción es totalmente imposible, siguiendo con mi libro de filosofía Willard Van Orman Quine decía algo a este efecto-debería hacer pequenios divagues de algunos de estos autores? algunos me han gustado mucho). No quiero decir q tickado sea intraducible, en absoluto: podría haber dicho perfectamente "otra predicción cumplida", pero formalmente, perdería la nota de mediohumor que le he querido dar con el "tickada". Porque es además una imagen: hay una lista de predicciones y tick, tick, tick... hasta la última. El efecto q produce en el lector el "cumplida" es diferente y, por esa razón escribí tickada. Parece q no, pero no damos puntada sin hilo, los blogueros, ji.

Pero hecha esta salvedad, además, niego La Mayor: yo creo q a Bradbury le hubiera gustado mi tickado, y no lo hubiera considerado un destrozo del castellano... porque él, como yo, pensaba q la lengua está viva, no un corsé, y q está bien jugar con ella. Y si no, aquí tenemos la cita q os he incluido en la q él mismo, juega con el inglés:

Speed up the film, Montag, quick. Click, Pic, Look, Eye, Now, Flick, Here, There, Swift, Pace, Up, Down, In, Out, Why, How, Who, What, Where, Eh? Uh! Bang! Smack! Wallop, Bing, Bong, Boom! Digest-digests, digest-digest-digests.

Bang Bing Boom! etc... vamos, le veo aplaudiendo mi tickada :):):)

Ah y LUX, en mi edición sí aparece la frase de JRJiménez (espero q no se aun mito!!!) y pensaba q se traducía 'Si te dan papel rayado, escribe de través"

Love a los tres

di

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sr. Snoid dijo...

Di, yo también creo que a Bradbury le hubiera gustado la tickada, aunque lo cierto es que cuando un escritor suelta cosas como "el libro me escribió a mí", quito el seguro de mi revólver. Tengo para mí que Farenheit 451 —libro y peli— tiene su mayor atractivo en el pretexto argumental: libros prohibidos y bomberos que queman libros y gentes que memorizan libros; los demás elementos no son para tirar cohetes y a mí la prosa de Bradbury siempre me pareció pelín cursi. Además, el libro es de una crueldad insoportable. Imaginad si a Lux le obligaran a memorizar "Mañana en la batalla piensa en mí", a Cesita "Middlemarch" o a este servidor vuestro "Alatriste en el virreinato de Nueva España" o ese volumen de Tocqueville pleno de actualidad hoy, "La democracia en América".

Respecto a capacidad de predicción de las novelas de sci-fi, de todo hay. En efecto, siempre se pinta un futuro aterrador donde el dictador del mundo se parece enormemente a Albert Rivera; es en los detalles donde no suelen dar una. Porque Di, es facilón imaginarse un mundo lleno de pantallitas en 1953, o bien otro donde la plebe toma soma (valium, LSD, tigretones) a todas horas. Que yo sepa, en ninguna novela o peli "de anticipación" aparece el artilugio más terrorífico de nuestro presente: el móvil o selular.

De Bradbury os recomiendo humildemente una novela titulada "Something wicked this way comes".

Y lo de los recuerdos de Cesita es impresionante, sí. Pero uno está ya acostumbrado y conoce bien sus procesos mentales. El otro día, viendo en el salón de casa en una de las cinco pantallas la serie "Peaky Blinders", me soltó a bocajarro: "¿Este tío dónde salía con traje de raya diplomática y corbata azul marino con puntitos rojos y llevaba además zapatos Oxford con picado?". Y Montag respondió: "Se llama Cillian Murphy, Y no es gay aunque lo parezca. La peli que dices se llama Inception". "No me suena". "Sale una chiquilla joven que construye arquitecturas imaginarias". "¡Ah, sí! Ya sé cuál es".

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sr. Snoid dijo...

Te explico, Lux. En la V. O. George suelta dos breves intervenciones casi en susurros: "Where do you think you're going?" y "Eddie", y cuando dice lo de "You owe me money!" el crecendo es espectacular, combinado con la vocecilla apagada que hemos oído antes...

En realidad, Clint no es estrictamente heterosexual: Clint se ama a sí mismo. Su primera mujer, sus líos (camareras, script-girls, actrices, dependientas de WallMart), Sondra Locke... tienen todas algo en común: se parecen físicamente a Clint en femenino. La excepción es la hispana con la que se casó y divorció recientemente, pero es que Clint ya está un poco gagá...

C. S.: ¿Cómo se llama esa peli de Ozu en la que se ven unos puchericos en un cuarto y a la izquierda un pasillo?

Snoid: ¿Es en colorines?

C. S.: Sí.

Snoid: "Primavera tardía".

A lo que hay que añadir sus continuas preguntas tipo, "¿Cómo se dice en inglés 'No me hagas comulgar con ruedas de molino'?" Le herogado que en vez de Snoid me llame Collins Pocket, pero no hay manera...

Tengo para mí que si te obligaran a memorizar esa magna obra de nuestro próximo premio nobel, no te harías bombero: te harías el seppuku (versión vulgar: harakiri).

Di Vagando dijo...

Hola babies,

LUX en la feria! y chispa!! y siendo atacado por senioras para bailar sevillanas aún más chispa... qué vida te pegas ... disfruta cuerpo.

Sr SNOID... lo primero: CESITA queda SUSPENDIDA en Segundo de Divagante... Lo de Cilian... vamos, q hubo hasta un divague de cuando lo tuve delante de la fila de seguridad en el aeropuerto, y LO GRAVE, es q CESITA hasta comentó...

http://divagandodivagando.blogspot.co.uk/2013/12/que-hacer-cuando-te-encuentras-con-un.html

En realidad deciros q estoy envidiosa de q estéis viendo Peaky Blinders, pq he oído hablar muy bien de ella, se la he recomendado de oidas a Fashion, q está enganchadísima, y yo sigo sin verla... grrr.

Me estoy riendo con lo de "la novela me escribió a mí"... Sr SNOID le quita usted todo el romanticismo y, vale, es cierto q suena un poco así, pero, en bajito q nadie nos lee... eso pasa!!! Yo en el pasado cuando escribía (terroríficos, vergonzantes, horribles) relatos... lo viví... lo de "los personajes se rebelan"... es totalmente cierto... no sabría explicarlo, pero pasa.

Yo le he encontrado cositas interesantes formales, es ud muy duro ... al principio... como digo al final me pareció más acción y me aburrió un poco.

Y niego la mayor: Bradbury predice el móvil!!!! Ya lo he dicho: esa pantalla de tamanio de una tarjeta, eso es el móvil!!! Y el Gran Líder sonrisa Sensodine Rivera... joder qué miedo

Otra cosa, qué es eso de q para CESITA sería una tortura memorizar "MIddlemarch"?????? Ehem... esto hay q aclararlo... o no solo suspende Segundo? o, es q va a selectividad directamente. Yo a LUX lo veo mucho memorizando "Corazón tan blanco"... así en plan flagelatorio "Maniana" no puede ser peor... es imposible. Alatriste es facilona SNoid, creo q todos deberíamos elegir un castigo pero de una obra reconocida de la literatura (como MIddlemarch), no vale estos cutres q citas... cual seríá el mío? "On the road"?

LUX gracias por traernos aqui parte del bulevar... yo estoy de voyeur pq lo considero nivel académico y recordemos q sigo con la lectura de "filosofia para dummies". Así q cada vez q se pasa por aquí el Sr SNOID doy saltitos... aunque revela datos PREOCUPANTES de su seniora.

Me voy a comprar una alcachofa de ducha.

Love

di

C. S. dijo...

¡Pero Di! ¡Si yo casi nunca me acuerdo de los nombres de los actores! A mí me hablas de Cillian y no soy capaz de ponerle cara. Pero si me explicas que es el que hace de Tommy Shelby, me acuerdo enseguida. Snoid esto lo hace muy bien. "Es una peli en la que sale Bobby Perú o Keyser Soze..." porque si me dice el nombre real de los tíos es muy probable que no les ponga la cara. ¡Y yo tampoco sé por qué ha puesto Middlemarch! A mí me encanta esa novela...será porque es gordo el libro...Si hubiera puesto la broma infinita ahí si le creo, pero Middlemarch...¡Qué disparate!

NáN dijo...

Desde luego, ¡vaya disparate!

NáN dijo...

Me gusta lo de disfrutar in decrescendo. Lo que me lleva a pensar que fui un gran lector de ci-fi hasta que con 25 años dije “en realidad hay cuatro libros que se repiten y cruzan”. Regalé todos los que tenía y no he vuelto a leer más de ese ramo. O sea, un decrescendo con brio. Así que este libro sí lo leí, antes de ver la peli.

Creo que has exprimido bien el limón de este libro (y con él, el de los libros de este tipo). En realidad has hecho, posiblemente sin saberlo, un buen resumen de Apocalípticos e integrados , de Umberto Eco.

C. S. dijo...

Sabía que te lo iba a parecer, NáN. Pero ya sabes: estoy mal dotada para la modernidad. El otro día M. me pidió ayuda para una asignatura que tiene que se llama "Tasación" Le ha tocado la España de postguerra. No sé cómo pretende la pobre que le ayude...casi todo lo que se vende bien me parece horroroso...si fuera del S.XIX aún sabría algo...¡Es triste descubrir lo anticuada que está una!

NáN dijo...

Oye, que era una frase de apoyo, seguro de que a ti Middlemarch te encantó o te encantaría.

Luxindex dijo...

(1. Leerme el folletín Middlemarch pa' saber de qué están hablando. 2. Acordarme de preguntarle al respetable, un día que venga a cuento, si hablar bien de La broma infinita forma parte de dicha broma. 3. Pasar esto a limpio)

Di Vagando dijo...

Me parto... claro q cómo olvidar a Káiser Sosé.

Y lo de Middlemarch se me hacía muy raro...la mujer q me recomendó "The sotweed factor"!! Qué mal bicho es snoid...

Di Vagando dijo...

CESI, si hablamos de conceptos como "Tasación", yo tb estoy anticuada...

"MIddlemarch" FOLLETIN!!!!!! LUX, q no me altero q sé q lo haces para q entre... middlemarch uno de los mejores libros en inglés!!!

Di Vagando dijo...

Jei gracias Nan ... y si he hecho ese resumen, carambola pq lo he leído el libro de Eco, ni siquiera en Uruguay.

muxu

Luxindex dijo...

Pero, Di, ¡¿por qué ma’ rañas la cara?! ¡Esto es el colmo!

Yo sólo he dicho que Middlemarch es un folletín; como también lo fueron Crimen y castigo, Los hermanos Karamázov, La Isla del Tesoro, Oliver Twist, La comedia humana, El conde de Montecristo, Los miserables, Madame Bovary, Guerra y paz y muchísimas otras novelas por entregas… o folletines.

Es más, es curioso, ahora en plena era de la Internet, se vuelven a publicar así novelas y con mucho éxito (al menos entre los más jóvenes). Y es que «Todo vuelve», como dijo Heráclito, una mala tarde, tras abusar de los boquerones en vinagre.

Pero es el colmo porque tú eso lo sabes de sobra, pues hace siete años escribiste brillantemente al respecto. Pero, claro, lo fácil es unirse a la jauría, al linchamiento de mi persona. Ay, Bruta, ¡¿tú también, hija mía…?!

(Valeee, lo admito, lo de decir folletín fue un trampita para animar el cotarro de aquí —es que hoy en la Feria la cosa está tela de sosa y me aburro más que un celador sin radio—. Perdón, perdón…).

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NáN dijo...

Entiendo un "folletín" como un polvo rapidito. Y esos libros que citas son tochos.

Di Vagando dijo...

jo jo jo jo...con "ay bruta et tu?" Pero lo de los boquerones no, LUX, joer,.. no me hagáis esto q me ruborizo con lo guarro así de fluidos. Basta!

Te perdono el folletín (y a Nan lo suyo, folletin follajin) pq me has enlazado la regenta... cómo lo has encontrado, si entonces tú no ostentabas el título de divagante? ayyy

Si la feria está sosa, es pq en londinium estamos teniendo todo el salseo... hay sido el 19 de Abril más caluroso desde q hay registros... yo ya he salido con "another summer ensemble" (así lo ha definido uno del curro gay.. qué bonita palabra ensemble) y sandalias... olé yo!

love

di

Luxindex dijo...

¿Sandalias? ¿Sandalias en abril? ¿Sandalias en abril al margen del calor que haga o hiciera? Di, que lo sepas: ¡tú ya eres guiri!

NáN, ¡ya sé que son tochos!, pero la actual política de “lo corresssto” impide decirlo a las claras. Eso y que el hombre nunca piso la Luna. Son, bien lo sabemos tú y yo, los tiempos que nos han tocado vivir, aptos sólo para los héroes (y heroínas… o héroas… Bueno, aptos sólo para los que tenemos ¡dos cojones!).

C.S. dijo...

¿Y te gustó?

Luxindex dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sr. Snoid dijo...

Explicación: Di, no quería yo mermar las cualidades de una George Eliot, ni de una Jane Austen ni siquiera de una Matilde Asensi. Si en el futoro Cesita se convirtiera en una "mujer-libro", desaconsejaba yo esa novela no por su belleza literaria, sino porque es un ladrillo (rn cuanto a tamaño, peso y textura). Igual que si te fuerzan a memorizar "Guerra y Paz", "El arco iris de la gravedad", "Guzmán de Alfarache" o "Tristram Shandy". Y es que, aunque me pese, todos los que pululamos por aquí de vez en cuando leemos alguna mierda. CS no. Ves a la muchacha aburrida, le entregas una novela de Raymond Chandler o una de Philip K. Dick y te la arroja a la cara con cajas y gaitas destempladas. La mierda la deja para la TV.

Peaky Blinders: no está mal, aunque tampoco mate. Buena ambientación (se gastaron la mitad del presupuesto en una sola calle), plebe a raudales (Birmingham 1919), actores competentes (Cillian Murphy —irlandés— pone un interesante acento de angloirlandés paleto norteño— y Sam Neill clava el acento del Ulster), pero lamentablemente los responsables añaden una banda sonora de música rock que no pega ni con cola. Cesita se lo pasa en grande con tanto aliciente lingüístico. Una temporada más y ya dirá "trii" en vez de "three"; y se le obliga a memorizar frases bizarras como "On my mother's side, We're kin".

Respecto al célebre encuentro Cillian-Di en Heathrow,es lógico que CS no lo recordara. Inquerir a Cesita en qué pelis sale Cillian sería como preguntarle cómo se llama el actor protagonista de la peli japonesa de 1972 "La felicidad en un pañuelo amarillo". No te diría Takakura Ken, no. Te diría "El que sale con Robert Mitchum en aquella de los yakuza". Para ella Ben Johnson es el soldado Tyree, Lee Marvin Liberty Valance, Burt Lancaster es Dardo y Martin Landau Gepetto. Otra cuestión es si le preguntas algo tipo "¿Quién se disfraza más ridículamente, Alec Guinness o Anthony Quinn?" La respuesta puede durar tres o cuatro horas...

Di Vagando dijo...

Sí, LUX!!! salgamos del armario y digamos bien alto: SANDALIAS EN ABRIL!!!

y SIN MEDIAS EN ABRIL!!!! (recuerdo q en la facultad, con los rigores africanos de junio en vetusta, una me dijo: "yo no me quito las medias hasta q no tengo las piernas morenas" (luego, después de exámenes).

Nunca seré una mujer de bien, en (jaja) "los timepos q nos han tocado vivir"

PS. MIni, y las ninias de su clase, insisten en llevar, ahora q van con el vestidito de verano, la skort (skirt+ short-una faldita corta como de tenista q usan en deporte) "por si se les levanta la falda"... (también creo para poder hacer volteretas y tal, pq de lo contrario, me parece el colmo de la nioniez-no tengo enies aquí). Neopuritanismo...

AY! q preparo breve divague de la "Colonia marciana..."

love

di