23 de abril de 2010

Códigos a priori indescifrables

De todos es sabido que el requisito fundamental para que se establezca comunicación entre un emisor y su víctima (o receptor) es que ambos tengan un mundo (o submundo) en común. Si uno no sabe leer ciertos códigos, lo que quiera que el otro aspirase a decirnos, se pierde. En ocasiones, se puede recuperar esa comunicación más tarde. En otras, los dioses son magnánimos, y no.

Ocupemos este seminario de semiótica antropológica en el estudio de dos ejemplos de comunicación retardada (o para retardados, pensará algún ácido divagante). ¡Ah, la barata anécdota! Pero así somos: baratas e impostoras.

Comencemos con el ejemplo de no-comunicación no-verbal. Hace un par de años tomaba un té con un (des)conocido cuyo bolsillo frontal de cazadora me señalaba y me llevó a una de esas flight-of-ideas o lluviasdeideasencadenadas. "Qué etiqueta más aparente mmm quépone mmm G-star mmm nombre más cutre mmm será de Tesco" (supermercado donde hasta los geeks saben que es uncool comprarse ropa). No habría desenlace a esta historia, luego comunicación, si no es porque, dándole al fast forward, nos encontramos unos días después con una conversación telefónica con La Fashion (mi piedra rosetta de la vida), que se acaba de comprar "unos G-Star" (pantalones vaqueros, para aquellos que no tengan una Fashion al otro lado del hilo telefónico). Plink! Una luz se hace en mi cabeza: "Espera, espera, dale al rewind que creo que es la marca de la etiqueta de Tesco del otro día con Fulano". La Fashion, subida por las paredes me indica que la tal "G-Star no es marca Tesco, que parece que vives anclada o varada en cualquier playa sin circulación". Que para estas cosas es para las que una necesita una hermana, para que le abra los ojos a ésta y otras verdades máximas como "no te pongas ese top" o "ese blog no hay quien lo lea, y menos quien lo comente". Volviendo a la ropa, tampoco iré de Diva: si me gusta algo de marca, por su diseño o tela, o porque me gusta, lo compro, pero condición sine quanon es que no se vea la susodicha marca. Todo lo contrario que mi conocido del té.

Nuestro siguiente ejemplo es de no-comunicación verbal. Con dos historias, que ocurren con dos grupos de gente muy diferente. El sábado pasado fuimos al Horniman Museum (no, no es de té), que tiene vistas increíbles (ah, cómo me gusta ver Londres-Londinium desde la altura) con un grupo de "gente artista" (pintor, escultora, fotógrafo, de todo...) Mientras comíamos en la terraza, uno de ellos, fotógrafo de arquitectura e interiores, comentó que era de Móstoles. No habiendo nunca vivido en la capi, sólo me suenan Malasaña ("Me gusta Malasaña, me gustas tú"), Torrelodones ("ayer el portero me echó del casino de Torrelones"), La Moraleja (donde los pijos) y, vive Dios, Móstoles. La empanadilla. Tras esta conversación, sé mucho más de este Croydon madrileño, aunque seguirá siendo La Empanadilla.

El domingo tocó picnic en Hampstead Heath. Este es mi parque favorito de Londinium, y mira que es difícil elegir. Al llegar a Hampstead ya me invade cierto ambiente keatsiano, y eso antes de ver Bright Star (Jane Campion, 2009). Oh, "Bright star, would I were stedfast as thou art", me dan ganas de recitar. Y eso sólo de pasear por sus calles, antes de iniciar la subida a la Heath. Y es que desde esta colina vemos la Londinium especular del día anterior, desde el sur de la ciudad. Cuando vas subiendo, esperando encontrar a señoras antiguas con bonnets, ya se empiezan a ver las cometas y, al final, cuando llegas arriba, da ganas de extender los brazos y gritar. Como los niños en los acantilados.


Total, que lo que pasa: justo me quedo sola con el que no conocía, del gremio marketiniano, unos segundos eternos.
-Di (tratando de romper el hielo): "¿Así que eres de Barcelona?"
-Marketiniano: "Sí, bueno, en concreto de Tres Torres".
-Di (nueva lluvia de ideas encadenadas: "Tres Torres, noloheoídoenmivida" tratando de echar mano de "Últimas tardes con Teresa" (Juan Marsé, 1971), donde aprendí lo poco que sé de barrios barcelonenses) "Ah", digo, y un alma benévola nos rescata.


El examen telefónico con la Fashion se aproxima. Tras el ritual repaso de mi desorientación vital, se me ocurre preguntarle inocentemente por "Tres Torres".
-¿¿¿Tres Torres??? -brama. –Tres Torres es lo más de lo más en Barcelona. Decir Tres Torres es dejar bien claro que tienes pasta, es... (varios minutos).
Di disocia de nuevo y piensa en la conexión Tres Torres-Richmond (algo así como la hermandad entre el Borough Market-La Boquería), a la vez se pasea por Las Ramblas con Pijoaparte y con Teresa, y piensa en lo maravilloso que es ese libro, en el que Marsé escribe cosas tan bellas como “una nueva y extraña conciencia de su cuerpo, constante y temeraria, como ciertos seres viven su juventud: como si nunca tuviera que acabarse”, “con esa fe inquebrantable y conmovedora que algunos analfabetos ponen en las virtudes redentoras de la cultura”o “No le tengas miedo a las palabras”. Un libro que va sobre la clase social, la conciencia de clase, o la falta de ella. La hipocresía, las apariencias, el dinero que lo compra casi todo, empezando por la cultura, y las cosas que el dinero no puede comprar. El abismo entre el Monte Carmelo y las torres de Pedralbes.


Y, en medio de todo esto, reaparece la imagen del marketiniano que se vio con la necesidad de aclararle, precisamente a ella, que no era de cualquier parte de Barcelona. Pero durante el picnic, Di siguió viéndolo como un chico que, tras estudiar X y hablar bien en Y se acabó colocando en la multinacional Z. Tal vez he atribuído demasiado significado a "Tres Torres", y la información que el marketiniano me transmitió es la misma que la del fotógrafo de Móstoles. Inocente, sin connotaciones.

Yo difiero: G-Star y Tres Torres son códigos a priori cifrados, incógnitas a despejar. Y el marketiniano, aunque crea lo contrario, ha salido perdiendo cuando he resuelto la ecuación.

13 comentarios:

  1. He aparcado un poco el baile de jotas para comentar.

    Necesitamos urgentemente una asesora en fashion y demás. Yo tampoco concía los G-star de marras. Lo de Sant Cugat yo me lo tomo como el Peda, de heecho es una ciudad que esta a unos 30 km de bcn más o menos, pero quien sabe a lo mejor quería decir otras cosas...

    En cuanto a lo de las etiquetas, hemos pasado de llevarlas pro dentro a tener que llevarlas por fuera y hacer publicidad gratis a las compañías.

    Viva Tesco!

    Por cierto que ayer me compré unas zapatillas Palawer que son impresionantes. Mañana pondré foto.

    ResponderEliminar
  2. Joder, el miércoles no hubo taza, hoy taza y media...

    Que sepas que los Horniman son los del té, mira que no pedirte un Horniman en el bar del museo...

    Este blog rezuma publicidad encubierta continuamente, que si G-Star, que si Chiruca, que si Carrefour... ¡Sois agentes del consumismo voraz!

    Incidentalemente, no has conseguido comunicar nada con tu rollo Di. Era eso de lo que se trataba, ¿no?

    Good weekend!

    ResponderEliminar
  3. Diva, podemos hacerle una oferta a la Fashion que no pueda rechazar como "consultoradelosviernes" del divlog.

    Ah, claro, tu con el Peda... sois una conspiracion. Yo prefiero creer en la lucha de clases..:)

    Tesco... bueno, viva la ropa d Tesco... tal vez... no se... es horrible...

    Y q sera Palawer?

    ResponderEliminar
  4. Basaja, no conseguiras aplacar mi euforia viernesina pq tenemos un nuevo divagante (Juankar) que se ha leido gran parte el divlog y ha comentado!!!

    ResponderEliminar
  5. Querido Basaja,

    El miércoles nunca debió existir.

    ResponderEliminar
  6. Di, no me digas qeu no conoces las Palawer...
    Son una zapatillas qeu me he comprado "pa la huerta", pa cuando voy a coger tomates o a ver las lechugas.

    En mi tiempo fueron muy famosas entre mis amigas, cuando las maripijis nos decían que se habían comprado unas zapatillas x ó y (Basaja ves que no hago publicidad), nosotras decíamos que las nuestras eran palawer y tan frescas oyes! Si mal no recuerdo también había ropa de marca y la nuestra que era
    D´Ungi... ja, ja, que tiempos!

    ResponderEliminar
  7. Diva, qué razón tienes con el miércoles... ni su noche.

    Palawer-ta!!!! :):):) ay q me parto. Te juro que había pensado por un momento q eran unas q tiene la Fashion q hacen en una tienda de Barna a mano, únicas para tí, no hay otro modelo igual en el mundo mundial, etc...

    Pero ya veo q no. Vuestra DÚngui era mi "Marca La Dalia", un concepto spr positivo por lo sorprendente: "me he comprado un X marca La Dalia, y cómo funciona/mola/etc"

    Viva La Dalia y DÚngui

    ResponderEliminar
  8. La manera de saber si "Bueno en realidad de San Cugat" está cargado de contenidos o no es ir a lo personal:

    Fue un buen sitio para crecer?

    Y si te contesta sin pausa te está dando la información que te está dando, si se te queda mirando, o bien tu pregunta fué demasiado personal o es que uno no se entera.

    Las veces en que he caído en cosas así es que estaba insegura por activa o por pasiva y creo que es siempre el caso. Generalmente esa carga se produce por cosas en los que uno tiene poco que ver (comprar no es hacer) por lo que en vez de sentir que un@ está fuera de lo que sea, pienso que está siendo insegur@ y los compadezco.

    O lo cortas o estás saltando obstáculos que no son los tuyos.

    ResponderEliminar
  9. "Comprar no es hacer", no es cierto. Haces que crezcan determinados sectores, industrias, etc. Haces más fuerte lo que compras.

    Sentirse bien por haber nacido en una situación de privilegio es ridículo puesto que uno no ha hecho nada por ello y raramente produce más responsabilidad o más autoexigencia. Pasa lo mismo con el cuerpo y la cara que a uno le toca.
    Y porque uno haya comprado, haya dado dinero por algo, pues hay que valorar ese algo. Presumir, por ejemplo por llevar Nikes que explotan a los trabajadores del tercer mundo y a sus clientes del primero con precios desorbitados, díme que hazaña es. La depreciación que sufre la ropa nada más ser comprada da cuenta de su verdadero valor. Estas posturas son aceptables hasta los veinte y pocos, despues es que "no te enteras" ;-)
    Hace falta saber lo que uno hace con lo que es y qué zanahoria sigue.

    Hay que ver lo que dura la adolescencia! Quizás sea que la inseguridad nos acompaña toda la vida! Y quizás sea que la identidad se crea desde el grupo, no desde uno mismo. A esa lucha estoy apuntada a tancas y barrancas, la de clases me da mucha pereza, cada grupo defendiendo "sus" intereses, que es lo que "tiene que ser".

    Esta cita de Lope de Vega que menciona Bergamín me marcó:
    "Qué vanidad tu pensamiento mueve?"

    ResponderEliminar
  10. Tus comentarios son tan interesantes, Corageous, aunque a veces no estemos de acuerdo. Hoy lo estamos, sin embargo. Dos anotaciones:
    1. Que gran idea lo de "matener la conversacion viva". Ella dice "San cugat" o "Piedra Verde" o "La Dalia" y una pregunta, desde la curiosidad inocente, de que va eso para intentar q esa comunicacion ocurra en el momento. Sin asumir cosas, sin dar por entendido otras. El mundo iria mejor si hicieramos siempre eso.

    ResponderEliminar
  11. 2. Totalmente de acuerdo con el poder absoluto q tenemos como consumidores. Una buena campania de informacion sobre "los medios" de ciertas empresas deberia poder hundirlas si un % de gente informada dejara de comprar.

    3. Me interesa lo q dices de la "inseguridad" (i.e. la gente se aferra al coche q conduce, ropa, titulo universitario, libros q lee, etc para q se la de). Sienod mas especifica, creo q esta chica de San Cugat (de nuevo, compremos la hipotesis-puedo estar equivocada en todas estas assumptions-de q ella queria dejar claro cierta clase social) ene l fondo demostraba una gran inseguridad y ansiedad de clase. La gente de dinero d etoda la vida ("old money") no tiene necesidad de hacer este tipo de puntualizaciones, se pueden permitir el lujo de ser excentricos, y de hecho no les importa lo q piensen los demas de su status, no tienen q demostrar nada, siempre ha sido asi. Los nuevos ricos, continuamente se esfuerzan por demostrar q son diferentes de la chusma o clases no-ilustradas. Asi q, siguiendo con la hipotesis, tal vez era nueva rica.

    El concepto "lucha de clases" ya suena a oxidado tal vez. Pero sus principios deberian estar mas vivos q nunca, luchando en contra dle individualismo y en pos del bien comun.

    Gracias por divagar

    di

    ResponderEliminar
  12. Palawer es una marca excepcional en muchos niveles, cómo el Quijote copia y ridiculiza pareciendo que sigue el discurso dominante y al final es una pregunta sobre el contenido. Qué comías de pequeñita Diva?

    ResponderEliminar
  13. Retemos al discurso dominante.

    Diva comía carne de ternetito y piruletas de corazón.

    ResponderEliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.