15 de agosto de 2019

De la cárcel de Mandela a saltitos en Table Mountain. Y primera colada (SA4)

15.08. 19 (jueves)-Robben Island, Table Mountain

El momento que algunas estaban esperando por fin ha llegado: hay que hacer colada. En términos taxonómicos, esta es una colada Premium de Luxe: hay lavadora y jabón en el loft! No en todos los apartamentos de alquiler hay lavadora, y en algunos que sí hay, consideran que el inquilino viaja con un tambor de Colón, por algo llevan asa - para facilitar el transporte, que va usando en los distintos alojamientos. Así que todo sería perfecto, lo único que tal vez enturbia el acto es la culpa constante que te embarga en esta ciudad por no lavarte en un caldero. Sequía: esto es Africa. En fin, que hacemos la colada y aquí incluyo lo que tal vez sea la mayor belleza de tendido de la historia viajera: en la barandilla de la mezzanine, con Table Mountain de fondo, como en una proyección continua de cine de los 50, ahí está la ropa interior que hemos venido acumulando desde que salimos, hace ya un siglo, de Donosti. Las camisetas están en perchas.



En Robben Island, este pequeño promontorio de 6 kms cuadrados a unos pocos kilómetros de Ciudad del Cabo, pasó Nelson Mandela más de 20 años.  En esta foto se ve la distancia a tierra firme con Table Mountain, como siempre, vigilándolo todo. Para ir a visitarla hay que reservarlo con anticipación y sorprendentemente, los Pedalistas, de por sí desastres es de lo poco que han reservado, aparte del avión. Durante este viaje nos damos cuenta que, como en el UK, hay que reservar casi hasta en restaurantes perdidos. Nuestros amigos X y R no pueden venir porque el barco está lleno. Como llegamos de los últimos nos tenemos que sentar separados y no dejan salir al exterior, así que ahí abajo, con una pantalla atronando lo bonita que es Sudáfrica acabamos los tres medio mareados.

El tour consiste en un primer viaje en autobuses, con su guía y su niña graciosa -atrezzo, imagino- que grita cosas como "cuándo vamos a ir a la cárcel?" No hemos visto españoles ni veremos en este país aparte de en esta visita. Hay una pareja que, en las introducciones esas en las que me intento esconder, dicen que son de Cataluña y el guía dice algo de Messi. Recordamos cuando el Peda fue a su primera clase de inglés en el Adult Learning Centre -crisol de civilizaciones- de Grimsby, esa ciudad perdida en el norte, y ante esa pregunta uno dijo que era "de Portu", silencio de varios segundos y completó "de Portugalete". Desde entonces Portu ha sido un personaje en nuestras vidas.

Pasillo cárcel
El islote ya no funciona como prisión, pero queda claro cómo fue una "Institución Total", de las que hemos hablado antes en detalle en el divlog, tanto en Serial, donde la prota vive en una, como en divagues perdidos donde se hablaba lateralmente de este concepto introducido por el sociólogo Erving Goffman. Una Institución Total es  “lugar de residencia o trabajo, donde un gran número de individuos en igual situación, aislados de la sociedad por un periodo apreciable de tiempo, comparten en su encierro una rutina diaria, administrada formalmente”: manicomios, internados, cárceles, esos sitios encantadores. Tal vez algún día haga un divague sobre sus efectos en la población, tanto los que están allí obligados como el "personal". Pero en una isla esta sensación de claustrofobia es aún mayor: ahí están las casitas donde vivía el médico, el cura (hay iglesia claro), el intendente. Incluso hay un cementerio de leprosos, a los que se confinó allí hasta los años 30, que da tanta impresión como la cantera de pieza caliza donde sometían a los prisioneros, entre ellos a Mandela, a trabajos forzados, a pleno sol. Por ello sufrió de "ceguera de nieve", ya que se dañaban las córneas debido al polvo y al sol. La isla había sido usada desde el SXVII como "basurero" social, enviaban allí desde los vagabundos y prostitutas, hasta los enfermos mentales. 


Celda de Madiba
Mandela llegó a Robeen Island en 1963, y entonces era una prisión de máxima seguridad: solo les dejaban enviar una carta cada seis meses. Mandela dormía en una celda de 2 metros cuadrados (en imagen), pasando un frío espantoso en invierno y 16 horas al día en solitario. Aún así, los prisioneros lograron organizarse y conseguir alguna mejora y además formar una universidad donde se enseñaban unos a otros, y en ocasiones a los guardianes. La visita por la cárcel es guiada por un antiguo preso político y es imposible no impresionarse. 



Al llegar a tierra firme, mientras comemos algo  en la zona del Waterfront, X y R nos escriben que van a subir a Table Mountain esa tarde. Si pillamos un taxi entonces, llegamos a tiempo para subir juntos y ver la puesta de sol. Table Mountain es una formación montañosa que recorre toda la península del Cabo de 1086 m de altura, y con la parte superior plana, como si fuera una mesa. Su parte norte mira al norte de la ciudad, con las formaciones "Lions Head" and "Signal Hill", hacia el oeste, de las que he hablado cuando cuento las vistas desde el loft y "Devil's peak" al este. Luego están los Doce Apóstoles. Pero no voy a dar una lección de geografía, es mejor verlo aquí, es verdaderamente espectacular.


Table Mountain es una de las "7 maravillas naturales del mundo". Mientras esperamos el ascensor para subir en el teleférico con X y R, viajeros con mayúsculas, nos ponemos a mirar el mapa a ver en cuales hemos estado... nosotros en el Amazonas y en Iguazú, pero no en el resto- ellos en muchas sí. Ya puestos nos ponemos a repasar de memoria las "7 maravillas del mundo antiguo y moderno" y así por fin llega el teleférico. Que tiene una curiosidad, va dando vueltas, así que si te toca frente a las vistas al principio, en breve tendrás la montaña. Seguro que no le gusta al viajero-cuñado que carga con esa cámara, tres objetivos y trípode, y siempre va el primero. 

Por ahí arriba, aparte de disfrutar de unas vistas para morirse, aprendemos que lo que creíamos que empezó en el Salar de Uyuni hace 15 años (eso de hacerse fotos con perspectiva, que parece q sujetas un coche con la mano), se ha perfeccionado y ahora ha entrado el movimiento. R le pide a X que le haga fotos desde el suelo, mientras él salta, con un fondo dramático (y aquí, haberlo, haylo), y así en la foto parece que vuela. X está hasta los piii porque lleva así un mes con R: anda que no han habido oportunidades en Sudáfrica para saltito sobre puente colgante, acantilado, inmensidad azul, y X por los suelos. Mi teléfono no tiene "múltiples disparos" (se trata de hacer un montón y quedarte con el más dramático), pero sí el del Peda, y Mini se dedica a saltar y nosotros a temer que esto se convierta en una cruz de viaje, como para el pobre X. 



Lions Head

Devil's peak

12 apóstoles

Quería volar... no sé si lo logró







Cenar en un italiano me da cargo de conciencia en Africa, pero estamos de bajada muy hipoglucémicos y tras descartar un sitio con barbacoa (braai) sin variedad, terminamos comiendo una pasta frutti di mari que... buf! No entiendo porqué R no pide foto con saltito frente al plato.

4 comentarios:

molinos dijo...

Sé que esa preciosa foto de la colada es para Elena Rius y para mí. Gracias de todo corazón, me has emocionado y me he imaginado las risas haciendo la foto y diciendo "para la bruja de Moli que siempre habla de nuestras coladas".

Gracias por el enlace a la foto general, ya me he hecho una idea de como es la ciudad, encerrada entre dos montañas. ¿Por qué se llaman los 12 apóstoles?

Di Vagando dijo...

Esa preciosa foto lleva "MO & RIUS" escrita sobre ella... :) Tengo otra con el Peda teniendo, ya te la enviaré para mayor disfrute... Pero te he visto flaquear en Sardinia, sé q quieres adoptar esta técnica y yo no me reiré y nada cuando por fin salgass de tu error.

Creo q se laman los 12 apóstoles pq deben ser como 12 peñas, pero me lo estoy inventando...

love

di

Elena Rius dijo...

Espléndida esa foto de colada, Di, agradezco que hayas pensado en nosotras. Es más, creo que en condiciones normales (o sea, sin lectoras obsesionadas por la colada) hubieses tendido la ropa en cualquier otro lado (estoy imaginando baño cutre, por ejemplo). Sin embargo, ahora has puesto el listón muy alto y vamos a esperar que te superes en cada nueva remesa coladeril. ¡A ver qué será lo próximo!

Di Vagando dijo...

jajajaj ELENa, (qué bien q estás de vuelta). No, no es q haya pensado en vosotras, es q tengo flashbacks con vosotras (and not in a good way, q dicen los ingleses! :):)) Encima ahora me habéis puesto tanta presión!!! cómo mejorar esta colada ya de nivel artístico? Os adelanto q en este viaje no ha tenido parangón, q todo fue cuesta abajo y sin frenos y que, ay, llegamos a recurrir al salpicadero del coche en alguna ocasión desesperada. Me voy a escribir el divague de maniana (sin colada, viciosas), pero queda cocinándome en mi propia ansiedad...