10 de agosto de 2019

Viaje al "continente oscuro" (Sudáfrica 0)

Todo empezó con Shan, la profe de Mini.  Que si les enseñaba el "Madiba dance" en clase, que si el proyecto del trimestre era preparar un viaje a Sudáfrica, que si traía a un padre de la clase que, como ella, era sudafricano para que les hablase del Apartheid... Al final: Resultado! Mini se hizo gran fan de Mandela, de "Table Mountain" y de los safaris (en su proyecto había incluido un safari exclusivo de esos que cuesta una noche como todas mis vacaciones). Lo de las ballenas... eso ya lo llevaba de serie.

Todo empezó en Semana Santa cuando, sin darnos cuenta, metimos el dedito en lo que se iba a convertir en nuestro "año africano". Aquellos días viajamos por Marruecos, uno de los mejores viajes de los últimos años-en nuestra opinión, claro, Mini se atrevió a diferir enfáticamente. Por ello y por veleidades poéticas, parecía justo cerrar el ciclo vacacional de 2019 en la otra punta del mismo continente, "el continente oscuro"  ("the dark continent"). Qué recuerdos: Freud se refirió así al sexo de las mujeres adultas, diciendo algo así como que "se sabía menos de la vida sexual de las niñas que de los niños, pero no nos avergoncemos de esto, resto de señoros con puro de la sala, al final el sexo de las mujeres adultas es el continente oscuro de la psicología". Ahh, tío Sigmund, cómo me gusta resultar oscura para ti: lo peor vino cuando tú creiste tener algo claro y lo interpretaste. Y luego vino tu corifeo. 

Pero divago. Me está quedando esto tal vez algo Jackson 5-"échale la culpa a Mini"-, porque es así. Ni el Peda ni yo teníamos demasiado interés en viajar para ver bichos. No me interesan los "Big 5" (los cinco grandes, que son, yoquesé... el león, la jirafa y eso), ni los viñedos, así que el país no nos llamaba en particular. Pero algo extraño ha pasado mientras preparábamos esta aventura: de repente, nos empezamos a ilusionar, y queríamos ver esto, y aquello, y dormir en casitas de árbol, y ver ballenas, y conducir al lado del mar, y dormir en granjas, y ver ballenas, y llegar al punto más sur de Africa, viendo allí ballenas, y.... bueno, que tenemos unas ganas locas de llegar a Ciudad del Cabo, y ver si lo que imaginamos es cierto.

Como casi no había leído literatura sudafricana (aparte del obligado "Desgracia" de Coetzee), he dado mucho la brasa a gente del trabajo, a la susodicha profe de Mini, a Elena Rius, y al final me he hecho con cuatro libros que no puedo esperar a leer (en imagen). Gracias Elena por las recomendaciones.

No sé cuándo volveré a escribir, ni si lo podré hacer sobre la marcha, o tendré que dejarlo para Septiembre. Primero hemos de volar a la península para recoger a Mini, y de allí lanzarnos a muchas horas de vuelo, pasando por, Addis Abbeba, creo. Aeropuerto que según Fashion "mejor no os quedéis colgados porque es literalmente un pajar". En todo caso, si no es aquí, espero aparecer por las noches por Instagram. 

Mientras escribo esto, una pena inmensa que me tiene agarrada aquí, detrás del esternón. Estas son las primeras vacaciones en mucho tiempo en las que no estará el divagante Luxindex acusándome de los peores delitos de evasión de impuestos por salir tanto de la isla.  Le echo de menos en cada divague, y hoy mucho más. Ojalá esté bien, allá donde esté. 

Ojalá todos estéis bien y todas disfrutemos, aunque sea desde nuestro sofá,  del freudiano "continente oscuro". 

2 comentarios:

Elena Rius dijo...

Desde aquí te aviso: vas a tener que esmerarte mucho con las crónicas de este viaje sudafricano para conseguir que me parezca tolerable que, pocas semanas después de volver de tu periplo por las islas griegas, emprendáis de nuevo un viaje, y nada menos que a lugares tan lejanos y exóticos. Por no hablar de que hace nada estuvisteis en Marruecos... Empiezo a creer que lo de trabajar en la NHS es una tapadera. El añorado Luxindex tenía razón, no me cabe duda.

Di Vagando dijo...

Oh ELENA!!! Pero no seas mala, no vwas cuànto me estoy acordando de ti... primero pq estoy con "absolution" q me tiene totalmente enganchada y en shock... hay noches q tengo miedo! Muchas gracias ppr la rec... ademàs habla de sitioa por los q justo pasamos etc.

Dos... tengo una foto para ti y Mo de la "colada" tendida en cape town... ahì me las prometìa felices, habìa lavadora y el tendido en la.mezzanine con table mountajn de fondo os iba a poner, brujas malas, verdes. Sin embargo, hoy estamos en pleno Karoo, montañas inmensas, 7 grados y hay hasta manta elèctrica! Ahora toca.colada y quièn sabe ai.secarà en bandeja posterior, q esti no es.el.sahara... ay ay ay.

Lo de la tapadera NHS... lo.tocamos otro dìa :)

Love

Di