19 de abril de 2019

Ciudades en enclaves espectaculares, La Paz, Río, Donosti, Fez (M14)

Viernes, 19 de Abril de 2019: Fez (Marruecos 14)

Es nuestro último día completo en Marruecos, volamos mañana de vuelta. A las 5 am, el moezzin berrea. Qué pesados dice Mini. Yo recuerdo en mi adolescencia vestústica ser regularmente despertada por un gallo afónico. Yo crecí en las afueras de Vetusta, en una zona de casas unifamiliares. Por no dar la idea equivocada, esto no era ninguna urbanización del pijerío vetustil, los vecinos de atrás (su jardín estaba al otro lado de nuestro cobertizo), cuando aún no eran tiempos de orgánicos ni bo-bos, tenían gallinas supongo que para huevos y un puto gallo que me despertaba... de noche! Y qué mal cantaba el condenado. Si hubiera tenido, no sé, una recortada, como propone Vox, pues yo hubiera disparado gustosamente a putogallo, y el subidón de adrenalina habría sido tal, que no hubiera podido volver a dormir, es así. Esa mañana, porque todas las siguientes... ahhh. 

Hoy pasamos el día explorando Fez, y como tengo una colección de detalles de azulejos impresionantes, los usaré como ribete, y las fotos irán todas al final. Qué reto, lograr que el divagante no se duerma solo con la pesadísima narrativa del diario de viajes! Porque un viaje que se limite a contar los lugares visitados es un tostón inmenso; gracias que siempre se infiltra la vida, y nos rescata. Uno de los momentos que, sin darme cuenta que iba a ser estrella del viaje, se tomó la justicia por su mano y se erigió como rey, fue la cacareada colada, y la necesidad de tenderla a veces keroucamente,  "on the road". Hoy, ya casi terminando esta serie me doy cuenta que parece que no os he tenido al día sobre esta parte del viaje, pero nada más lejos: es que ya apuramos las últimas antes de volver. Que no somos bárbaros, pongamos que viajamos con 4-5 mudas cada uno, así que ahora ya estamos haciendo bola y a la bolsa. 


Pero no lo retrasemos más: hagamos una lista de los elementos visitados hoy, así nos lo quitamos cuanto antes, y podemos seguir divagando de lo que verdaderamente importa, como las bragas. 

Vamos caminando hasta el Palacio Real. Nos cruzamos con un colegio, y al llegar nos hacemos unas fotos en unas puertas magnifients-en un punto somos parados por un poli. Quiero que el divagante se fije en una que hice pensando en vosotros, y que cuenta con uno de los protagonistas del viaje: El Revenant. Marruecos no habría sido lo mismo sin ti, Reve. 

El barrio judío es otra visita obligada en esta ciudad. Mini insiste en entrar en una sinagoga, porque siempre está interesada en los judíos por lo que han estudiado de la Segunda Guerra Mundial. No deja de sorprenderme las cosas que sabe, por ejemplo que esa bañera que hay bajando por unas escaleras angostas es la mikve, y ahí se meten las mujeres en un baño ritual antes de casarse.  También vemos donde guardan la Torah enrollada. Una chica joven en la puerta es la que nos abre y nos explica alguna cosa. Cuando subimos a la terraza por un pasillo de escaleras empinadídimas veo que hay dos habitaciones sin ventanas a los lados: una es una especie de cocina con un hornillo, y la otra un dormitorio-salón. La chica vive aquí, qué tristeza me da solo pensarlo. Al final de esas escaleras está la mezzanine desde la que se ve la iglesia, donde solo pueden estar los hombres, así que en ese altillo están las mujeres y, como es natural, también hay juguetes para los niños. Qué asco de sociedad. 

Volvemos a la terraza del riad con un zumo callejero a descansar y leer un poco, y entonces salimos para lo que la guía describe como "si hay un solo edificio en todo Marruecos que has de ver, este será la medersa Bou Inania". Nos cuesta encontrarla la vida, vueltas y más vueltas. Cómo haberla perdido, con los grupos de japoneses merodeando por ahí? Qué decir, que es espectacular, y tal. 

Yogur en sitio infecto, presentado en boles, pero lo terrorífico es entrar a tomarlos al recinto (que es la trasera de la tienda). Salud e Higiene no es prioridad en este país. 

Justo fuera de la medina, separada por una carretera están las las Marinid Tombs. Hay que salir y subir un poco y, guau, cuando llegas arriba tienes una de esas sensaciones que ocurren con pocas ciudades en el mundo: está en un escenario privilegiado. El paisaje es tan verde, el cielo tan azul, las nubes tan blancas, la tormenta del fondo tan gris...  Fez está ya en el podium de La Paz y Río: ciudades que dejan ver el espacio natural que ocupaban antes de que el hombre las intentase dominar. Fez es la ciudad que más me ha gustado de Marruecos.

El resto del final de la tarde transcurre en lo que más odio de las vacaciones: comprar. Ultimamente tengo ya a toda la familia bien aleccionada, no traigo nada, pero esta vez me había comprometido a traer un bolso a mi madre, y lo resumiré en dos palabras: Fue horrible. Mini se descubrió como una regateadora implacable, y yo como una persona con síndrome de ansiedad social sin medicar. Menos mal que acabamos cenando en aquel sitio del segundo día- aquel que me daba fiabilidad porque ponían en la olla agua de una botella, que entonces constatamos rellenaban del grifo-, su especialidad, la tajina con patatas fritas!!! 

Palacio Real

Revenant
 

Barrio judío


La Torah se guarda aquí

Las mujeres y los ninios... en el altillo


 Por las calles...






Famosa Puerta Azul a la Medina


Medersa Bou Inania
















Yogur infecto


Tumbas Marinid-vistas de Fez

I love u Fez


9 comentarios:

Luxindex dijo...

Di, te comprendo porque poniéndome una mano en el pecho —en concreto, donde el corazón— te prometo por lo que más quiero que yo también sufrí un gallo en mi vida. Fue en mi primer trabajo, en un pueblecito al norte de la Sierra de Gádor.

Gádor no es un país ingeniosamente fabulado por George R. R. Martin sino un municipio español de la provincia de Almería. Y, hablando de Almería, ¿qué será de nuestra Ire? ¿Por qué se perderá de aquí la gente cuando nuestros buenos sentimientos por ellos siguen presentes? No lo entiendo. Esto parece una serie televisiva de esas para adolescentes donde desaparece la gente sin que nunca se sepa el motivo; tipo The Society, etcétera. No me gusta eso.

Pero volvamos al gallo.

Dicen que ellos cantan al amanecer, pero este, no. Este cantaba interrumpida pero continuamente. ¿Cómo era posible semejante performance imposible: a veces pero sin parar? Pues sí. Así era. Así era él.

Tras sufrirlo TO-DA la noche, al salir mi primer día camino al trabajo me lo encontré en el alféizar de una de las ventanas del corral que daban a la calle de la casa contigua a la mía. Nos separaba una malla gallinera y, por mi parte, mucho odio acumulado.

Al verlo, al recoconocer al causante de hacer que mi primera noche allí fuese toledana, pensé en preparar a mi vuelta una mezcla al 80% de ácido fórmico en diclometano en una jeringuilla de, digamos, 200 ml para rociarle la cara entera y que, con un poco de suerte, la ingiriese y acabase frito entre espumarajos y frases incoherentes. Pero apenas pensaba yo en esto se me giró mostrando el otro lado de la cara.

Como sabéis, los gallos y las gallinas —las aves terrestres en general—, tienen una forma de andar característica: a trompicones, como, digamos, raperos o tipo-Chiquito de la Calzada, que en gloria esté. Y siempre te miran de lado. Ahora con este lado, ahora con el otro. Pero siempre de lado. Esa es la condición. No sé, es algo que está en su naturaleza.

Pues bien, cuando pronto cambió de lado para mirarme descubrí que era tuerto… No es que le faltara el ojo sino que lo tenía blanco. Cataratas supuse. Y volvió a cambiar para mirarme con el otro ojo, con el bueno.

Aquello me desarmó, pues al instante comprendí que durante la noche cuando él miraba al exterior con el ojo inútil le resultaba noche-noche, pero cuando lo hacía con el otro, con el sano, al percibir luz, por poca que fuese (¿la luna, el farol que al final de la calle había?) interpretaba que un nuevo día llegaba y tenía que anunciarlo, cantarlo. Era un gallo. Un gallo desquiciado, pero responsable.

Y pasé de querer matarlo achicharrándolo a través de la malla gallinera a meter los días siguientes (que fueron tres meses) y por la misma malla un ligadillo de col verde y espinacas (cocidas al vapor, no hervidas, más ricas en luteína y zeaxantina por tanto: buenas para evitar que el otro ojo se afectase de cataratas) y caracoles (no por nada, sino porque supuse, como así fue, que le pirrarían).

De aquel pueblo en Gádor, de aquella estancia, ya os hablé hace unos años. ¿No os acordáis de cuando os conté que descubrieron embalsamado un enorme y extraño engendro entre perro y cochino y me llamaron como autoridad en no sé qué para ver cómo mejor desenterrarlo? C. S., que —pena— ha seguido la senda de Ire, fue la única —yo de eso sí me acuerdo— que celebró aquella creo que curiosa pequeña historia.

Pero como nada permanece, aquel comentario mío se borró. Nada, NA-DA, permanece, nada es indeleble, salvo, y fugazmente, el aquí y ahora… y la eternidad prometida, espero, aunque no sea tan larga.

Luxindex dijo...

Por último, de las fotografías —magníficas— de Di que acompañan a su artículo hay cuatro también plásticamente preciosas pero que, constructivamente, no entiendo. Me refiero a las número 20 a 23. Se diría que son mechinales, pero su abundancia, arranque tan bajo, irregular distribución y desparejo cajeado hacen dudarlo. ¿Son, entonces, aireaciones para un supuesto terreno que a mayor cota colmata el espacio al otro lado del muro? Pero, si así fuese, por qué llegan dichos cajeados tan alto? ¿Aguantaría tal relleno un muro sin talud? No lo entiendo, lo confieso. ¿Algún arquitecto en la sala que con sus impolutos zapatitos se una a mi duda; algún aparejador bregado que nos la resuelva? No vale decir que es un columbario ni disparates así.

NáN dijo...

Eso, ¿por qué irá desapareciendo la gente? Yo estaba leyendo en la sala tan tranquilo cuando el Heredero y la Santa se han puesto a redordenar los librotes de arte grandotes en la balda superior, y me he venido aquí como un rayo a ver los pocos blogs que visito.

Nadie dijo nunca Ire se irá. Pero se fue.

Driver dijo...

Lux.
Creo que los agujeros del muro tienen como misión la de que circule el aire entre las dos hojas de piedra con las que se habrá construido el mismo, con la idea de que al correr el aire entre ellas se evite ná transmisión de humedades desde la zona de tierras que estarán en el tradós o parte trasera del muro y la zona de piedra vista de la parte delantera del muro.
El que hallan agujeros arriba y abajo se puede deber a que así se facilita la circulación del aire.
El aire en movimiento es ná solución tradicional para evitar la transmisión de humedades y la acumulación de calor, en general.
Aunque claro, se trata de una suposición.
Yo me quedaria mucho mas tranquilo si nos respondiera el pensador del post anterior, o el niño que le llevaba el agua.
Me fío más de ellos.

Di Vagando dijo...

Hola darlings, me alegra confirmar q lo de los gallos q anuncian el alba es un cuento chino, q si te toca un pesao' grazna toda la noche... no había un gallo en Asterix? NO recuerdo q pasaba con él... tendré q revisitar pero tengo los tebeos en vetusta... A mí ese pueblo Gádor me suena a Tsa-tsa-Gabor, con mucho glamour, el gallo no me encaja.

Y no sé q habrá sido de IRE, y de tanta otra gente, NaN y LUX... Encuentro natural q la gente desconecte por aburrimiento, yo siempre digo q todos contamos siempre la misma historia. Vamos, en este blog hasta una de las blogueras desapareció! LOL... Otras veces, no se, incluso en amistades del cara-a-cara,no habéis perdido contacto con alguna gente? gente q en un día estuvo muy ahí y q , por nada en particular, se acaba.

Los temas técnicos de DRIVER y LUX los leo con interés, incapaz de comentar. Me hace gracia q LUX llame al divague "artículo".

Love

di

NáN dijo...

Prometo que he leído las aportaciones de LUX y DRIVER con toda mi atención y que no he aprendido casi ná. Solo que es para "que corra el aire".

Perdí la bloguería que me quedaba, unos pocos y escogidos, tras casi 5 o 6 meses de no poder sentarme cómodamente en el hueco donde tengo que poner las piernas, frente al ordenador. Pero todo, ya veis, se va solucionando. Por ejemplo, camino cerca de 8 km al día (gracias, podómetro). Pero me queda una pregunta que si hay un médico en la sala quizá me podría contar. Si la pierna izquierda ha perdido, 2,5 cm de longitud, ¿porqué no me dejan poner un alza de más de 1,5 cm. Debe de ser un secreto mú gordo de la ciencia, porque mis médicos se empeñan en decir "debe ser así".

Pues sea.

Qué mayoraza la Mini, no queriendo hacer honor al nombre. Pero si me la encuentro un día por la calle no la reconozco ... a no ser que le vea de espaldas. ¡¡¡Haces muy bien en que sea así!!!

La muda. Por lo menos las prendas denominadas "muda", en un viaje de casi dos semanas, hay que lavarlas casi a diario en el hotel, salvo los días de partida, lo que es una pesadilla, porque si no habría que llevar un baúl, por el volumen de las mudas en una familia de tres. Regresar por la noche y encontrar en el baño un tenderete creativo de mudas a secar es una pesadilla.

Como ves, DI, me he puesto por mi cuenta al tema "hablemos de las bragas".

Driver dijo...

Me voy a votar. Haré recuento del equipo necesario.
1 Brújula.Ok.
2 Almohada para la cabeza (me lo pienso mucho).Ok.
3 Aspirinas (al final me duele la cabezota).Ok.
4 Caseta portátil para garantizar el secreto de voto (no me fió de las oficiales, sospechó que hay cámaras vigilando).
5 Gominolas para los policías municipales que montan guardia (las gominolas no se consideran causa de chantaje).Ok.
6 Juego de parchís para los interventores de los diferentes partidos ( se me aburren como ostras los pobrecillos).Ok.
7 Discreto ramo de dos docenas de rosas rojas para la presidenta de mi mesa (sigue sin perdonarme mi oscuro pasado, cuando me dedicaba a reventar urnas subido a una Harley con una camiseta de Deep Parpel y unas cadenas de acero).
Quien me ha visto y quien me ve !
8 Certificado de penales en el que se especifica que cumplí mi condena y que me he redimido a ojos de la justicia. Ok.
9 Nota caligráfica del Comisario de Moratalaz, dirigida a las fuerzas de seguridad locales, autonómicas y europeas, donde ruega que me traten con mucha paciencia.Ok.

Ahora sí.
Ya he revisado la lista y me hoy a votar.
Como siempre, sin tener ni idea.

Di Vagando dijo...

NAN, me parece bien q saques el tema colada (aka bragas) de nuevo... veo q nos dividimos entre los q lavamos on-the-go y los q no, y tú eres de los míos, lo q me congratula. Por anotar una cosa más, q seguro me hace ganar animadversiones, yo creo q los chicos tendriais q viajar con bragas también, pq los boxers esos son demasiado grandes y tardan más en secar. Ahí lo dejo.

DRIVER, te veo muy equipado para otra "fiesta de a democracia"! A ver qué pasa.. yo sigo espantada por el Brexit Party y por Boris Johnson y por la q se nos viene encima.

Love

di

NáN dijo...

Animadversión que te has ganado. Y mira que no es por cuestión de sexo, que ahora hay sips elásticos que usan los jóvenes. Pero los que nos habituamos a la tela del calzoncillo, como es mi caso, ¡antes en cueros que sin calzoncillo de tela! Además, ahora los hacen tan bonitos que no me importa abrir la puerta con ellos y una camiseta.