5 de abril de 2019

Española? Bievenida! (Marruecos 0)

Como la profe de Mini es sudafricana, nos sabemos la geografía, flora, fauna, historia, Nelson Mandela y vacunaciones necesarias porque Mini lo tiene claro: hemos de ir a Sudáfrica.  A nosotros nos da inmensa pereza porque nos lo han recomendado encarecidamente para: 1. ver bichos (que nos la suda, aparte de ballenas, que en primavera no es temporada), y 2. beber vino (que, la verdad, ídem). El océano está demasiado frío y además hay tiburones, así que no te puedes bañar. Pero estábamos a punto de tirar la toalla cuando el naufrago Ro, nuestro mentor de viajes particular nos dijo, no lo dudéis, id a Marruecos en su lugar. Desde ese día, Mini nos odia a todos. 

Yo había estado una semana en Marrakech con una amiga en el Pleistoceno (Mayo del 2002), y seguro que en estas crónicas, que empezarán/empezaron el 6 de Abril y concluirán/concluyeron el 20, haré referencia mil veces a las diferencias de viajar con una amiga con muchos menos años y el mundo tan diferente. En aquel viaje, Marrakech me fascinó y volví envuelta en un aura mágica que, en el fondo, se ha repetido intacta esta vez, pese a las circunstancias tan distintas. Esta vez han sido dos semanas de "road trip", de viaje de carretera, en la que Marrakech, como era de esperar me ha decepcionado un poco y el resto del país me ha cautivado. 

Su belleza natural, que gira alrededor de la cordillera del Atlas, es espectacular. Es algo que una no espera: que Marruecos sea tan verde. La ruta de Fez hasta el desierto es de las más preciosas que hemos viajado nunca, y que nos hacía recordar otras memorables como Copacabana-La Paz, bajar por la estrecha Península de Mani en el Peloponeso o Big Sur. El desierto, obviamente, es otra cosa. Las kasbahs, tan perfectas, como de película. La gente, cuando no te está intentando vender algo, tan amable. También tiene su parte dura, que he encontrado aún peor viajando con niña: muchos ciegos pidiendo con la mano extendida mientras avanzan por la calle, niños que quieren venderte loquesea, ancianas que supongo viudas con la cara cubierta. No lo había olvidado pero hacía mucho que no viajaba por estos países. Sigue todo igual. 

Lo intentaré contar con palabras (con imágenes lo he intentado aquí https://www.instagram.com/di_vagando) a partir de ahora, aunque no será lo mismo que aquellos otros viajes en los que puedo divagar sobre la marcha, porque la tecnología esta vez me ha abandonado: el pequeño ordenador con el que viajo se negó a cargar y así terminó la posibilidad de escribir cada noche. 

Que es lo que, como he dicho muchas veces, me gustaría hacer en la vida: fotos de día, contarlo de noche. 

Bienvenidos a Africa...

4 comentarios:

Driver dijo...

Lo que más me impresionó de los bereberes es que siendo la mayoría analfabetos, hablan con facilidad varios idiomas.
Le pregunté a mi amigo Idrish la causa de tal contraste y me dijo: "ustedes los europeos no entienden casi nada".
Dispuesto a entender fui conducido a una casa desde donde surgía música.
Entré y vi a un grupo de niños y ancianos tocando varios instrumentos.
" Mi querido amigo tonto europeo, aquí aprendemos música desde pequeños, y nuestro oído está acostumbrado a todo tipo de sonidos. Luego, hablando con los visitantes, aprendemos a hablar con facilidad. El alemán es como un saxofón, el francés como una flauta, el italiano como un violín y el inglés como una trompeta".
Una vez que salí de mi profunda ignorancia lingüística me dispuse a tocar el tambor en compañía de un grupo de niños. Al rato se rieron con mucho desparpajo.
" Mi querido amigo tonto europeo, tienes el oído de una piedra del desierto".
Así que me puse a bailar.
Eso se me daba mejor.

Di Vagando dijo...

Hola DRIVER! Cómo estás? Pues qué curioso lo q cuentas... me senté a tocar los bongos, uno de los bereberes me intentaba enseñar... "con una mano haz toc-toc-toc... muy bien, ahora q entre la otra y tac-tac-tac -tac" y yo, con mi conocida desastrosa coordinación sicomotriz... desastre. Y es verdad lo de los idiomas... hasta japonés! En el riad del desierto q estuvimos van muchos japoneses pq uno de los empleados es de allá, y los guías de los camellos algo chapurreaban... una pasada.

Mil muxus desde un soleadísimo festivo en la isla!

di

molinos dijo...

Tengo una amiga que fue a Sudáfrica renegando porque no quería ir pero era un viaje familiar del que no podía escapar y volvió diciendo "el viaje de mi vida".

Espero ansiosa las crónicas.

Di Vagando dijo...

Gracias Mo por los ánimos pq veo q más tarde o temprano tendré q ir a confraternizar con las jirafas (zzz), no me voy a librar... así q bien.

Gracias tb por retuiterme lo del voto de las europeas para los europeos que vivimos en el UK: es importante q esta vez votemos todos aquí, claro que... como no hay un partido del Remain, a saber a quien se vota estratégicamnete para llegar al referendum o directamente al revoke.

Bueno, lo pongo aquí por si algun@ pasa por el blog y no lo ha hecho..hay de timepo hasta el 7 de mayo.

https://www.the3million.org.uk/how-to-register-to-vote


Y aqui estoy votando por correo para el 28A... me va a explotar la cabeza con el debate...

Hugs

di