10 de marzo de 2019

"Quiero todo esto", de José Agustín Goytisolo

Quiero todo esto
 
Quiero ser informado sobre lo que ocurre
al más alto nivel
Quiero ver a la gente uno por uno
Quiero que me amnistíen por todo lo que pienso hacer
       de ahora en adelante
Quiero entrar en los cines sin pagar
Quiero que una persona de fiar escoja mis camisas
       y nunca se equivoque
Quiero un informe sobre el comportamiento sexual
       de los sexólogos
Quiero que los cocineros no sean obscenos
Quiero que ordenen llevar camisa azul a todos
       los que en su día la llevaron
Quiero que no me den gato por liebre
Quiero que el socialismo vaya sin más
       directamente al grano
Quiero aprender inglés en 15 días
Quiero saber con precisión exacta la verdadera
       forma del universo
Quiero que los croissants siempre estén calentitos
       y sabrosos
Quiero misas de culo y en latín
Quiero saber si el papel higiénico de la Real Academia
limpia fija y da esplendor
Quiero ser la Madre Abadesa
Quiero que se prohiban los canalones y la plusvalía
Quiero que el Imperio Romano no siga decayendo
       de este modo
Quiero que fichen a la policía
Quiero comer Potitos Bledine
Quiero el control de la natalidad con carácter retroactivo
Quiero que se sepa que el presidente de U.S.A. barre
para su casa de una manera descarada
Quiero amor
Quiero lanzarme en plancha y rematar marcando
       el sexto gol al Real Madrid
Quiero que Manolo no se quede calvo
Quiero saber si alguien me está robando los calzoncillos
Quiero entablar un juicio
Quiero volver a merendar en la terraza con mis primas
 y Tía Catalina
Quiero que me homologuen en Ohio
Quiero que alguien me nombre su Delegado en el Exterior
Quiero que Reus sea puerto de mar
Quiero que me devuelvan  la gabardina que me quitaron
       el diecisite de Noviembre de 1949 en el Cine Carretas
Quiero que dios exista
Quiero que los Catedráticos de Estética no sean tan feos
Quiero ser de derechas
Quiero jugar al mus
Quiero que no menoscaben mi integridad
Quiero tener aparcamiento reservado dondequiera que vaya
Quiero bailar el rock
Quiero que le salga un sarpullido al Santo Padre
Quiero una mantita en la barriga a la hora de la siesta
Quiero que se firmen todos los acuerdos
Quiero destituir a Bing Crosby de un modo fulminante
Quiero fugarme con la morterada
Quiero comer centollo con Julia y con la Ton
Quiero triunfar como una bestia
Quiero que no se me invite otra vez a disolverme
       pacíficamente
Quiero que emplumen a San Valentín
Quiero que Cataluña llegue hasta el Tirol
Quiero un felpudo igual que el del vecino
Quiero considerar seriamente la posibilidad de que 
me expulsen de cualquier país
Quiero unas garantías mínimas
Quiero que se suprima la circulación periférica
Quiero que en las cajas de quesitos hayan más quesitos
Quiero ir a las islas Filipinas
Quiero que se elimienen las condiciones objetivas ya que
por culpa de ellas todo sale mal
Quiero que no se tiren más a nuestras mujeres
Quiero tirarme a alguien
Quiero controlar el gasto Público partida por partida
Quiero ser bueno
Quiero que se me paguen daños y perjuicios
Quiero que cada pueblo tenga el gobierno que no se merezca
Quiero que no me avergüencen más en las autopistas
Quiero que no haya clase obrera
Quiero que trasladen las Fallas de Valencia
Quiero que no vuelvan los buenos tiempos
Quiero revolcarme en la alfombra del Hotel des Templaires
Quiero ser hábilmente interrogado para cantarlo todo
a la primera friega
Quiero sardinas en escabeche y pan tosatado con aceite y sal
Quiero ascender por méritos de guerra
Quiero que se me incapacite legalmente para no ser ya nunca
responsable de nada
Quiero que no me maten la ilusión
Quiero que no vuelvan a salir goteras en el techo
Quiero que todo el mundo cobre más
Quiero que no se me hinche la barriga
Quiero que me convenzan
Quiero un poco de caridad cristiana
Quiero que todos pasen por el tubo
Quiero un nuevo cepillo de dientes

Quiero todo esto
yo no puedo seguir viviendo así:
es una decisión irrevocable

José Agustín  Goytisolo, 1983
Como uno de mis desiderátums del 8 era "quiero ser valiente", aquí cuelgo hoy el original Quiero de José Agustín Goytisolo).

17 comentarios:

Luxindex dijo...

Las ventanas que, normalmente, nos abren a la vida a José Agustín Goytisolo le trajeron, a las cuatro de la tarde, la muerte hará, dentro de diez días, 20 años.

Mi madre, cuando los fines de semana (nosotros —mis hermanos y yo— aún dormíamos) aireaba la casa siempre decía al levantar enérgicamente las persianas y abrir las ventanas de para en par: «¡Que entre la gracia de Dios!» Y lo que entraba, al menos a mí, ¡era una mala leche y picor de ojos…!

En Madrid, no hace mucho, tuve la oportunidad, aunque breve por el protocolo, de hablar con Luis, el hermano que queda vivo de José Agustín: ¡hostia, qué tío más grave —para que tenga más gracia, en inglés: grave—este Luis! ¡Pues no que, se diría, que José Agustín sigue más vivo que su hermano vivo!

Pero bueno, Di, confesión —la tuya es preciosa— por confesión, ahí va la mía, amiga:

Quiero todo esto, José Agustín

Quiero que quien bien me quiera me haga reír
Quiero ser sueco y hecerme el español (que los suecos se hacen los suecos no es, ojo, una frase hecha)
Quiero que mi hija siga tan educada como chula pero pelín más trabajadora, so queridísima vaga, que entonces me sacas de quicio
Quiero echarme una partidita de ajedrez con Bobby Fischer y que, para ganar, él, redivivo, tenga que hacerme trampas
Quiero echarme otra con el desdentado negro, dipsomaníaco e inmortal, de Central Park y que, para ganar, él no tuviese, como siempre, que hacer fullerías vistas y no vistas
Quiero ganar siempre, pero sin testigos
Quiero no ser tan orgulloso
Quiero que de no ser tan tan orgulloso los míos y yo siguiésemos a salvo
Quiero que todo lo que corto no quede corto, que todo llo que pienso no sea en balde, que todo lo mío, especialmente los éxitos, no acaben en saco roto
Quiero, por fin, relajarme
Quiero haberos conocido
Quiero agradecerle a nuestra Marisa su abrazo reconfortante y curativo, y decirle que curativo ya le diré pero que reconfortante ¡sin duda!
Quiero no querer nada sino a todos
Quiero que todos me quieran incluso hasta los que ya me quieren
Quiero ser el agua que baña al pez, pájaro de buen agüero, flor
Quero levar este canto amigo / a quem o pudesse necessitar
Eu quero ter um milhão de amigos / e assim mais forte poder cantar
.
Quiero que este valle de lágrimas, este dolor a manos llenas, este espanto, encontrase mejor forma de aliviarse que la mordacidad: reducto de los deshauciados de la vida, de los fracasados para la inteligencia, mi refugio
Quiero, desesperadamente, volver a ser niño
¿Quieres ser mi amigo… Jugamos?

Di Vagando dijo...

Qué chulo LUX! Me has leído la mente... pensaba proponeros que cada uno hicierais varios quieros, q me los mandaseis por email (o ponerlos como comentarios, según si se quería saber de quién era cada un@}, y luego yo los metía en una coctelera y salía un nuevo quiero de los divagantes... pero me ha echado atrás pq tengo... sí, lo q imaginas!!!.. un maldito paper y debería por las noches estar a eso. Estaría mal poneros en danza y luego q me cueste mucho...

Me han gustado algunos especialmente, para empezar los dos primeros.... (totalm suscribo lo de los suecos).. y otros como quiero haberos conocido y q no seas TAN orgulloso (ya eres menos, ya no borras, te lo agradezco infinito) y

...SIIII, quiero ser tu amiga!

Hugs

di

Luxindex dijo...

¡Organización, organización…! Hagamos una cosa, Di: yo me encargo del fácil paper y tú de los difíciles quieros.

Ni que decir tiene que el paper no tendrá sentido científico alguno pero será —me comprometo— tan biensonante que nadie podrá decir ni pío, ni pares, ni leches. Además, pondría ilustraciones la mar de bonitas.

Me avala haber colado doce artículos en The Lancet, The New England Journal of Medicine, Science, MIMS, BMJ, y en el, creo que era, el Harvard Health Journal; ocho condenas en firme por usurpación de personalidad y contra la salud pública y cuatro recurridas ante la instancia superior que, con suerte, espero perder. Estate, pues, tranquila.

Tú sólo dime, más o menos, el título.

¿Hace?

Driver dijo...

Así que eras tú Lux el usurpador!
Me dejas muy tranquilo.
Pensaba que se trataba de una mente criminal, totalmente fuera de control y capaz de no se sabe qué diabluras.
Ahora que sabemos que el usurpador es un profesional, nos quedamos más tranquilos.

Di Vagando dijo...

Ja Ja ja ja ... LUX, el paper es q vas a tener q lidiar con otras dos, q es un proyecto conjunto. Hay una chica joven q es la q más hace y me siento muy culpable cada vez q manda una nueva versión y yo aquí sin enviar nada. El título es "Los ingleses y su pasión por la onomatopeya, algunas veces fallida: de cómo el "whoop" de la whooping cough o (tosferina o pertussis) suena a todo menos a whoop".

Y muxus tb a DRIVER!

di

Luxindex dijo...

Di, como soy un hombre de palabra, ahí va —«Gracias, gracias…»— mi contribución:


Los ingleses y su pasión por la onomatopeya, algunas veces fallida: de cómo el whoop de la whooping cough suena a todo menos a whoop.

Resumen (Abstract)

Salvo la paciencia de nuestra anfitriona con alguno de sus divagantes —yo me acuso—, sabemos que todo en esta vida es finito. En el caso de los ingleses, el oído se les agota creando maravillas en pop, rock progresivo, punk, tecno, discopop, electrónica, etcétera, y, claro, cuando les toca hacer onomatopeyas les salen churros o mierdas pinchás en un palo: ¡Pero en qué cabeza en su juicio cabe que el sensato quiquiriquí del canto del gallo sea un caprichoso cock-a-doodle-doo, o que el jequmbroso sonido de la tos ferina sea un “whoop” cuando, en realidad, es, en su progresión, primero una tos ocasional y, luego, seguida, rápida y, esto es lo definitorio, con respiración forzada? ¿Cuál sería, entonces, la onomatopeya perfecta para la tos de la pertussis? Bien, ése es, precisamente, el objeto de este artículo.

Al respecto, y en tanti contri, en este estudio se examina el papel de las redes de apoyo socio-lingüístico en la relación entre padres/madres e hijos/as de familias aquejadas por esta enfermedad en la ciudad de Londres, Inglaterra, por medio de una entrevista realizada a diez voluntariosos residentes extranjeros de la Clínica Nuestra Señora del Señor, y, lo que es más importante, el legado de nuestro llorado Chiquito de la Calzada cuando, en perfecta onomatopeya —que luego transcribiremos— de la whooping cough dijo premonitoriamente así.

[Y sigue el texto].

Palabras clave (Keywords): Chiquito; en tanti contri; Dr. Batablanc.


1. Introducción

[Lo que a continuación transcribo es —palabra de honor— un artículo que pasó los filtros de doble ciego y, supongo, triple manco y cuádruple chiclán; atentos a las negrillas]:

«Actualmente un investigador debe generar producción académica que identifique el quehacer del investigador, esto se ve reflejado en los artículos que publican los investigadores. Valderrama (2005) indicó que las publicaciones en las revistas es una de las principales actividades, tan importante como la investigación.

Un artículo científico, es un informe escrito publicado de forma impresa o electrónica, donde muestra los resultados de una investigación científica». Y sigue, dale que te pego, machacando con cualquier derivado de investigare o vestigium sin cuidado por alternar con algún sinónimo que alivie al lector.

Eso, de acuerdo con Di (2018) y NáN et al., (2019) está regulero, pues un artículo o es de precisa y bella economía o resulta un coñazo más que sólo viene a abultar (Driver, 2019; C. S., 2018; Marisa, 2018).

[Y sigue el texto].

2. Metodología

[Pendiente de redactar].

3. Conclusiones

[Pendiente de redactar].

4. Bibliografía y Referencias

[Pendiente de redactar].

***
Off-topic: Driver, ¡pero que rebelde eres! Relájate, toma aire y mis manos, mírame a los ojos: ¡tienes que escribir tu lista de Quieros, no lo que te salga de donde dijimos! Eso, o no me junto ya contigo. Y lo mismo para C. S. (cuando pueda usar el ordenador), NáN (cuando al señor le venga en gana), Marisa (cuando, para nuestro gusto, vuelva a entrar)…

NáN dijo...

Para empezar, LUX, no soy finito, y creo que todavía estoy en esta vida, sino más bien gordito.

¿Qué hay que hacer? Dímelo escuetamente, que la memoria me falla y empiezo a leer un comentario tuyo, pero cuando llego al final se me ha olvidado el principio.

¿Una lista de quieros o de quiero y no puedo?

NáN dijo...

Primeros Quieros


Quiero que te pongas la mantilla blanca,
quiero que te pongas la mantilla azul,
quiero que te pongas la recolorada
quiero que te pongas la que sabes tú.
La que sabes tú, la que sabes tú,
quiero que te pongas la mantilla blanca,
quiero que te pongas la mantilla azul.

Luxindex dijo...

NáN, blanca, azul, recolorada… Aclárate con el color de la mantilla con el que nos quieres, pues si a la vez nos las ponemos todas vamos a parecer playeros vendedores ambulantes en un mal día.

Di Vagando dijo...

Darlings...

LUX, el abstract promete mucho, y nunca hubiera yo pensado en el Gran Txikito y la whooping cough. La intro la veo floja, aunque citas a autores de renombre, eso spr va bien. LO demás, está muy dejado... sí, sí... ya sabemos q el método siempre se deja para un becari@, en tu caso, una Aase, q está ahora ocupada torturando a un tarado. Pero si eso cuando esté libre, ya sabe.

NAN, qué bonita, qué lorquiana, qué sutil, la q sabes tú... ahí hay un mundo... no le hagas caso a LUX< q está solo celoso, ya q su paper, como el mío, no ha dado el nivel (q tiene a la Aase fuera de ciruclación)

Os dejo, q no sabéis el mogollón vital q tengo...

love

di

PS. LUX, han de hacer quieros los divagantes? q no queda claro

NáN dijo...

Segundos Quieros (el anterior era de cal y este es de arena, aunque nunca he sabido cuál de los dos es el bueno.

Quiero morir en mi cama.

Y quiero, y las dos personas cercanas a mí lo tienen bien aprendido, que en ese momento pongan a toda pastilla la Obertura de Tanhauser. Dura unos 12 minutos, un poco más o un poco menos según la versión, que es el tiempo que dicen que sigues oyendo. Siempre que la oigo me parece que representa un viaje especial.

Luxindex dijo...

¡Ay, NáN, maldita sea, eso no se hace! Dinos cómo, a partir de ahora, cuando escuchemos la obertura de Tannhäuser no lo asociemos a algo que jamás querremos. Pese a esto, te alabo el gusto, qquerido amigo.

Driver dijo...

Quiero volver al desierto y construir una escuela para los bereberes.
Quiero volver a Cuba y aprender a pronunciar la palabra dignidad, tal y como los cubanos la pronuncian.
Quiero volver a ver el Mediterráneo desde Constantinopla y aprender geometría en un taller de artesanía.
Quiero contar cuentos a la luz de una fogata, y sanar almas con palabras improvisadas.
Quiero volver a dar clases de matemáticas a inmigrantes para que superen el bachillerato y puedan tener más oportunidades en mi país.
Quiero que todos comprendamos que ser español es comprender que por nuestras venas corre un torrente de sangre fenicia, romana, griega, árabe, vándala y visigoda.
Quiero que dejemos de hacernos putadas los unos contra los otros.
Quiero poder leer el Evangelio de San Juan sin las interferencias de dos mil años de tergiversaciones.
Quiero vivir en Grecia con vosotros y discutir sobre todo lo que sea creatividad.

Luxindex dijo...

¡Qué desesperación, esto está más parao que la foto boca abajo de una babosa muerta!

Menos mal que Driver está, como se dice en mi tierra, aliquindoi (el aliquindoi —en Andalucía extendido sobre todo por la zona costera— viene del llanito o gibraltareño «Look and do it!»: permanecer atento, estar al quite…).

Constantinopla y la geometría… Geometría: la música oculta que rige el universo. Eso debió decirlo algún pitagórico, ¿verdad?

Bueno, bueno… En fin.

NáN dijo...

Terceros Quieros

Pues quiero que un día, más pronto que tarde, pueda dar un bastonazo y luego tirar el bastón a uno de los infames que van delante despacio, leyendo el wasap (supongo), y cuando estás a punto de adelantarles se paran en seco para contestar, obligándote a frenar o hacer una finta para la que uno, confesémoslo, no está fisicamente preparado.

Luxindex dijo...

¿Repartir bastonazos en plein air? ¡Bienvenido al club, NáN! Eso sí, por favor, hagámoslo siempre, siempre, con dandismo y técnica.

Respecto a la técnica, aquí te muestro el clásico manual del pusilánime criollo de Arturo Bonafonte. Precisamente, tengo ya en imprenta mi libro que mejora hasto lo óptimo al del moñas argentino referido. Lo he titulado Novísimos modos de ATACAR a degüello, sin tregua ni motivo, en la calle con un bastón. En cuanto esté te mando un ejemplar dedicado.

NáN dijo...

Bonafonte es un blando que habla de autodefensa. Tú y yo practicamos el bello arte de atacar sin motivo legal. Basta con que nos sintamos "molestados".

Por supuesto, iré a la presentación. Si los presentes somos todos dandis bastoneros, la cosa puede acabar con gran divertimento.