12 de septiembre de 2017

La Unificación de la Humanidad: Dinero, Imperios, Religión? (penúltimo "Sapiens"!)

Ya vimos La Revolución Cognitiva y La Revolución AgrícolaHoy toca "La Unificación de la Humanidad" (Hablamos de "De animales a dioses" ("Sapiens. A brief history of humakind") de Yuval Noah Harari.



Reivindicar el derecho a la incoherencia
Como decíamos en la Parte II de esta serie, este orden inventado por el hombre tiene, en comparación con los ordenes naturales, el problema de las inconsistencias y contradicciones internas. Por ejemplo, en la época de las cruzadas teníamos en un mismo concepto la espada y la religión: militares que mataban por motivos religiosos. En el orden político moderno tenemos desde la Revolución Francesa los famosos Liberté y Egalité cuando es claro que ambas al mismo tiempo no pueden ocurrir: ciertas facciones políticas están por cortar las libertades de unos pocos privilegiados para que haya mayor igualdad, y otros por darles la mayor libertad de hacer con su dinero lo que quieran a estas minorías, a costa de tender a una hipotética igualdad. 

Harari cree que los que siempre son consistentes son mentes aburridas y que ideas discordantes son el motor de cambio, porque nos lleva a a re-evaluar, criticar y criticar. Todo ello positivo. Cuándo fue la última vez que cambiaste de opinión en algo? También habla de la "disonancia cognitiva", que viene a ser el título de este apartado, y que todos sufrimos de una manera u otra. 

El caso es que si quieres de verdad conocer una cultura, pregúntate por sus disonancias. 

Tiene la historia dirección?
Y la respuesta es sí: la historia se mueve pasito a pasito hacia la unificación de culturas. Si en lugar de pensar en siglos pensásemos en milenios, está clarísimo que ahí es a donde nos movemos. 10000 aC había miles de mundos coexistiendo en el planeta, y fueron declinando hasta que hoy en día, prácticamente todo el planeta tiene el mismo sistema geopolítcio (estados), el mismo sistema económico (capitalismo) y el mismo sistema legal (teóricamente, derechos humanos y leyes internacionales-solo teóricamente, tristemente). 

Los tres potenciales órdenes unificadores universales
Durante el primer milenio dC se asentó la idea de un orden universal. Entonces Sapiens comenzó a pensar en la gente dividida entre "nosotros" y "ellos". Ya habíamos hablado en la Revolución Cognitiva de que esta capacidad para cooperar cambió todo. Pero esta hermandad no era con todos... al otro lado del valle estaban "ellos". 

En este primer milenio aparecieron tres potenciales ordenes universales, cuyos seguidores podían imaginar a todo el mundo siguiénolos:
1. el orden monetario
2. el orden político (imperios)
3. el orden religioso (budismo, islamismo, cristianismo)
Mercaderes, conquistadores y profetas fueron los primeros que trascendieron el "nosotros y ellos" para ver el potencial de unidad en la humanidad: el mercado único, el gran imperio, los creyentes de una sola verdad. 


1. El color del dinero
Los cazadores recolectores no tenían dinero. Cada banda recogía y manufacturaba más o menos todo lo que requería, y aunque había miembros que se habían especializado en distintas tareas, compartían los productos y los servicios a través de una economía de favores y obligaciones. Esto siguió más o menos así con la Revolución Agrícola, cuando vivían en pequeñas comunidades, pero con la llegada de las ciudades, mayor especialización y mejora en el transporte, la economía de favores y obligaciones dejó de funcionar. La mayor parte de las sociedades encontraron una manera de poner en contacto a grandes números de especialistas: el dinero. 

El dinero es otro orden imaginado: es cualquier cosa que la gente esté dispuesta a usar para representar sistemáticamente el valor de otras cosas para intercambiar productos y servicios. Puede ser cualquier cosa, como conchitas, no solo monedas y billetes-de hecho hoy en día más del 90% de todo el dinero del mundo existe solo en servidores: la mayor parte de transacciones ocurren moviendo datos electrónicos de un ordenador a otro. 

El dinero funciona porque todo el mundo cree en él: es un sistema de confianza. Ello explica que la bolsa caiga cuando disminuye la confianza y que haya crisis económicas derivadas de crisis políticas. 

El dinero tiene "convertibilidad universal": puedes intercambiar todo por todo, y extranios pueden cooperar en cualquier proyecto. Pero cuando todo es convertible y la confianza depende de frías monedas, esto erosiona las tradiciones locales, las relaciones intimas y hasta los valores, reemplazándolas por la ley de la oferta y la demanda. Sin embargo hay cosas que no se compran con dinero: hay valores como el honor, la lealtad, el amor por tu familia que la mayoría de la gente no vendería. Es imposible entender la unificación de la humanidad basándonos en términos económicos solamente. 

2. El orden político

Un imperio es un orden político que gobierna sobre un número significante de gente que pueblan territorios separados y con identidades culturales diferentes. Tienen fronteras flexibles y un apetito ilimitado para digerir más y más territorios. Son una de las principales razones para la reducción drástica en la diversidad humana. Ha sido la manera más frecuente de organización política en los últimos 2500 años. 

Aunque todos tengamos la idea de "imperialista" como uno de los peores insultos, Harari sostiene que la ideología de los imperios solía ser incluyente, y que ellos lo que buscaban era expandir "el bien", lo que tenían de avanzado sobre lugares donde, según ellos, no lo estaban (tengo aquí mis dudas, si pienso en todo lo que sacaron tanto en materia prima como en explotación de indígenas los colonizadores). Pero básicamente todos los imperios, ya sea Roma, el Islam o los colonialismos europeos siguieron el mismo ciclo: 

  • un pequeño grupo establece un gran imperio
  • se forja una cultura imperial, que es adoptada por los colonizados
  • los colonizados acaban exigiendo igualdad en el nombre de los valores del imperio (e.g. valores occidentales como los derechos humanos, el nacionalismo, el socialismo, etc)
  • el imperio pierde su dominancia
  • la cultura imperial sigue floreciendo y desarrollándose.
Desde el 200 aC la mayor parte de los humanos han vivido en imperios, y esto seguirá pasando en el futuro-claro que será un solo imperio, global. La aparición de problemas globales, como el calentamiento global, terminará con la legitimidad de los estados nacionales como los conocemos ahora, porque ningún estado podrá luchar solo con ciertos temas. De hecho, fue una charla de TED que dio Harari titulada "Nacionalismo vs. Globalismo: la nueva división política" lo que me llevó a leer Sapiens. Aquí explica esto mismo con más detalle, y os aconsejo seguir el enlace, aquí con subtítulos en castellano. 


3. El Orden Religioso

La religión ha sido uno de los grandes unificadores de la humanidad, junto con el dinero y los imperios, aunque ahora parezca una fuente de división. La religión es un sistema de normas y valores humanos fundados en la creencia en un orden supernatural. 

Harari habla de las religiones animistas, politeístas, monoteístas (algunas con un elenco de santos, bastante parecido al politeísmo), dualistas... en un punto habla del budismo que se plantea, en lugar de qué quiere Dios de mí, cómo escapo el sufrimiento.

En los últimos 300 años, la sociedad se ha ido secularizando más y Harari describe el éxito de las religiones Humanistas, que adoran a la humanidad, o en concreto a Sapiens. El humanismo cree que los humanos tienen una naturaleza única y sagrada, que es fundamentalmente distinta de la del resto de seres que pueblan el planeta, que existen únicamente para el beneficio de Sapiens. 

Los humanistas se han escindido en 3 sectas rivales: 
  • el humanismo liberal: la humanidad es una cualidad de los humanos individuales, luego la libertad del individuo es sacrosanta. 
  • el humanismo socialista:la humanidad es colectiva más que individualista. En lugar de la libertad para cada individuo, como el de arriba, busca la igualdad. 
  • el humanismo evolucionista: los Nazis creían que la humanidad es una especie mutable que puede evolucionar en el superhombre, o involucionar en un subhumano. Querían proteger a la humanidad de lo segundo e impulsar lo primero. 
Hoy en día, 70 años tras Hitler, es tabú unir el humanismo con evolución y decir que se quiere exterminar grupos de "subhumanos" o usar métodos biológicos para crear superhumanos-pero más de esto en la siguiente entrega "La Revolución Científica"

Luego están nuestras creencias derivadas del humanismo liberal que aseguran que cada individuo tiene una naturaleza sagrada interior, que da sentido al mundo y que es la fuente de toda ética (reencarnación del alma cristiana). Pero la ciencia todo lo que lleva encontrando en los últimos 200 años son hormonas, genes y sinapsis como artífices de nuestros comportamientos, sentimientos, pensamientos, vamos, parecido a los chimpancés que no nos querían dar la banana a cambio de la tierra prometida. 

Pero cada punto es la historia es una encrucijada
Y algunas veces la historia toma giros inesperados. Es una regla de oro en historia que lo que parece obvio a toro pasado no lo era en el momento, y cosas que parecían imposibles en un momento a los que lo vivieron, luego ocurrieron. 

El determinismo atrae porque implica que nuestro mundo y nuestras creencias son los productos naturales e inevitables de la historia. Pero hay muchas cosas que son pura coincidencia y la historia no se puede explicar determinísticamente porque es caótica.

Y las "decisiones" de la historia no se hacen para el beneficio de los humanos. La historia va de un sitio para otro y en el año 1500 dC, casualmente, hizo su elección más sonada, cambiando no solo el destino de la humanidad sino el del planeta: lo llamamos la Revolución Científica. La historia podría haber pasado de largo a esta revolución, igual que fue casual el cristianismo, el imperio romano, o las monedas. Pero no lo hizo...

(Continuara con la última entrega....

4. La Revolución Científica)









10 comentarios:

  1. Voy a esperar a ver qué dice de la revolución científica. Pero si dice que empieza en el año 1500 saltándose por las buenas al tío que inventó la rueda, al que inventó las canalizaciones de agua, al de las poleas, a todos los matemáticos de la antigüedad, desde los sumerios a Euclídes, a los ingenieros romanos, a los sismógrafos chinos del S.I a...me voy a empezar a afilar las uñas. Que lo sepaís.

    ResponderEliminar
  2. CESI! es q te adelantas... claro q en esa parte explica el porqué de la "Revolucion" científica (mira q dice revolucion, q spr debe mucho a una tradición, pero una revolucion es otra cosa)... y os lo resumiré cuando pueda. También hay q pensar en q entonces es cuando se formalizó el "método científico".

    Todo esto en un par de días! :)

    xx

    di

    ResponderEliminar
  3. Las disonancias o incoherencias son vitales y deberían estar fomentadas por la OMS. Son como las fronteras del pensamiento y, por tanto, dan idea o dibujan lo vasto o no de dicho pensamiento. ¿Pocas incoherencias? Terreno chiquitín.

    ¿Que escritor fue el que dijo que un loco es aquel que ha perdido todo menos la razón?

    Las mujeres, en general, son, sois, en comparación con los varoncitos más de principios inamovibles a la par que más incoherentes. Porque en vosotras todo depende. Los varoncitos, en cambio, encontramos gusto en ser recalcitrantes: confundimos la firmeza con la contumacia, así eso nos lleve a la destrucción.

    La excesiva coherencia (que muchas veces lo es; muchas veces, casi siempre, la coherencia es excesiva) es de lo más sospechosa. Los varoncito somos más de piñón fijo; la mujer, transversal.

    A mí no me gusta ni un pelo la incoherencia, lo admito, me saca de quicio. Pero se me cae la baba cuando con razonamientos que no comprendí (por tener en cuanta dichos razonamientos aspectos que nunca pensé que tuvieran que ver con el problema) me demuestran (con hechos, con resultados) la sensatez final del planteamiento o su bondad, que lo mismo es.

    Es entonces cuando carraspeo, muestro magnanimidad, sonrío estreñidamente… y, sin admitirlo, siento qué es el amor.

    Cedo. Cedo la razón que nunca tuve, pero, ojo, cedo. Cedo y concedo lo que ya había sido tomado, lo ya resuelto, la vida.

    Eso sí, si falla algo allí estaré yo: ¡con dos cojones! O estando, por lo menos.

    ResponderEliminar
  4. LUX! Gran ensayo sobre la disonancia... como spr, diferimos en tu aproximación de género (la mujer, depende?? arghhh) pero hey.

    Yo no sé si la disonancia cognitiva es tan guay como la pintáis... a ver, uno las tiene y se debate,y no es agradable. Por volver al ejemplo del divague de ayer de la carne: yo, con mi cabeza, preferiría dejar de comer carne, por todo lo explicado... pero sé q me costaría. Ahí tengo una disonancia entre lo q hago y lo q creo q debería hacer. O, por ej, volar: sé q es mejor no hacerlo, no viajar tanto, quedarte localmente de vacaciones: aquí (como sabes, iba a hacer tu broma de la tributación fantasma) fracaso estrepitosamente. No me siento orgullosa. Y así todo... yo no me siento bien con estas cosas. Son de pensar-hacer. Pero lo admito, por lo menos no me enganio a mí misma.

    Luego están las zonas limítrofes, q es lo q decías tú... pero eso no sé si es la disonancia cognitiva... eso es no tener las ideas claras en temas complejos, pq buf.. son demasiado complejos. Yo que sé, hace unas semanas hablábamos de subrogación, un tema del q tuve dudas un tiempo, y aún ahora, hay zonas grises. La eutanasia, otro tema q tengo dudas-aunuqe la quiero 100% para mí, me da miedo q se pudiera sobreutilizar con cierta gente vulnerable... NO sé, eso es dudar... y sí, hay gente q lo tiene todo claro, y no son gente generalmente con los q quisieras pasar muchos ratos...

    Otro tema de disonancia, en el q no me acabo de aclarar: y adelanto q me aburre muchísimo el tema de los catalanes (nacionalismos, otro "ente inventado" de Harari q me repele especialmente) spr he estado a favor de q les pregunten y lo q sea, sea. SIn embargo, cuántas veces he maldecido al pirómano Cameron por plantear el referendum del brexit.. y cuanto más noticias leo (cada día, un nuevo jaleo) pienso... ay madre, lo q se les dio a votar a esta gente...

    Todo un lío. Brindemos por el lío!

    muxus salao

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lío, ¡pero fenomenal!

      No obstante, Di, aquí creo que hace falta urgentemente, si también fuese tu parecer, una entrada valiente sobre qué hace que un hombre y una mujer, aparte de colgajos, se distingan. Porque ¿de verdad que no se distinguen en nada?

      Ja.

      Yo calculo unos treinta y tantos o cuarenta comentarios.

      ¿Los catalanes? No sé bien si te refieres a los valencianos del norte o, acaso, a los franceses del sur. Fuesen unos u otros, qué pesaditos son, que entusiasmo más envidiable, cuánta estupidez.

      En fin, me quedo escuchando a Jaume Sisa…

      Eliminar
    2. A mí me sucedió algo raro el otro día: compro boquerones. Tengo un delicioso tomate de huerta. Plato perfecto: boquerones y ensalada de tomate (¿dije ya que era de huerta?) Llego y me encuentro a Snoid friendo patatas. Pero...pero...¡¿y los tomates?! "Hay patatas fritas con el pescado. Lo hemos decidido democráticamente, como a tí te gusta, Mami" ¿El rechazo de la democracia y el deseo de cometer infanticidio es disonancia cognitiva?

      Eliminar
    3. Menuda tesitura en la que nos pones, C. S.. Por estadística, por experiencia, por elemental sentido común, sabemos que nuestro Sr. Snoid siempre tiene razón. Pero boquerones (supongo fritos, no en adobo) nunca en la vida han ido con patatas pues todo se empastaría en la boca. En cambio, el tomatito hace que quieras tomar más boquerón, y el boquerón que quieras más tomatito. Perfecto orden.

      Pero la democracia tiene esas cosas, sí.

      ¡¡PUES NO!! Porque un boquerón sé lo que es, un tomate también, pero la democracia… Mira Hitler, sin ir más lejos, ¡seguro que se atiborraba a boquerones con papas fritas!

      Eliminar
  5. No quiero acojonar a nadie, no es mi estilo: pero es que se está disputando la Copa del Mundo de ajedrez y, como siempre, la cosa está de hipo. Si estoy que no estoy ése es el porqué.

    Entre las muchas cosas bonitas por instructivas que tiene el ajedrez es que juega con tiempo. No vale con ser el mejor: hay que serlo pero en plazo. La vida misma, digamos. O pura injusticia, sí.

    ResponderEliminar
  6. Babies! Habéis ganado: he acabado odiando a Sapiens... el último divague me ha costado mucho y me ha quedado sin hilazón. Sorry, pero ya acaba... espero volver a los divagues de toda la vida, aunque tengo varios libros aún q contaros...

    LUX, yo creo q hay diferencias entre hombres y mujeres... pero no sé porqué, nunca coincido con las tuyas!!! ::):):)

    CESI, el deseo de cometer infaticidio y q te estén preparando unas patatas fritas es UNA LOCURA! Amo las patatas fritas sobre todas las cosas y en casa nunca me hacen!!! yo quiero cometer pedacidio!

    Y LUX, es siempre por esa época el campeonato de ajedrez? Ya me acuerdo del anio pasado, aprendimos mucho. He intentado q a MIni le guste, lo aseguro... la apunté al club del cole, pero ahora se niega.... tú dirás q es cosa de género pero yo te diré q es de impaciencia, impulsividad y esas cosas... todo lo q MIni y yo somos. Oh por cierto, mini es muy buena al dominó... gana a todo el mundo según ella con facilidad (amigos, abuelos)... solo nos resistimos un poco su padre y yo... y aún así nos gana muchas veces... mardita roedora!

    muxus

    di

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, yo suelo bromear, pero no ahora. El dominó y el ajedrez tienen bastante en común. Pero el dominó (si es por parejas y, por tanto, exige estrategia) es mucho más divertido. Entre otras cosas es más divertido porque no se conoce a ningún campeón, campeón-campeón, de dominó que esté turulato. En cambio, de ajedrez, ni te cuento.

      Dile a Mini que en mí tiene un compañero seguro. Por ejemplo: el seis doble jugarás tengas o no tengas más, o la ficha del compañero repetirla es lo primero, o la salida matarás tengas o no tengas más (si es tu compañero el que va de mano).

      Di, Peda: sois pan comido. Habéis creado un monstruo, yo sólo soy su humilde palafrenero.

      Eliminar

¡Bienvenid@ a DD!

Poniendo aquí tu comentario te arriesgas a que Diva o Di continúen divagando.

Quedas advertid@.

Gracias por divagar.